•  |
  •  |

Mariana Ortega es una mujer que le gusta estar en constante aprendizaje. Se describe como una persona de buenos sentimientos, espíritu libre, humilde, positiva, extremadamente sensible ante los demás y con un toque de locura. Lo que más le molesta es el maltrato a seres indefensos.

¿En qué estás trabajando actualmente?

Soy la directora de Mamá TV, un programa de televisión dirigido a la educación familiar para ayudar e instruir a los padres de familia en la crianza de sus hijos.

¿Qué es lo que más te gusta de lo que haces?

Me encanta mi trabajo porque con mi programa aprendo y aporto un granito de arena a los padres de familia, para que ellos comprendan y eduquen mejor a sus hijos. Así tenemos familias más preparadas, niños más felices, que luego se convertirán en buenos ciudadanos y contribuirán positivamente a nuestro país.

¿Alguna anécdota cómica que te haya pasado en TV?

Mi set es una prestigiosa mueblería donde los muebles son muy finos y de diseñador. En una ocasión, invitamos a una madre con su hijo al programa, filmábamos en un hermoso sillón blanco de cuero; todo iba en orden hasta que el niño encontró un lapicero y se le ocurrió demostrar sus dotes de pintor sobre el blanco sillón. Hizo rayas y dibujos enormes, y todos quedamos paralizados con el pequeño artista. Gracias a Dios todo se resolvió y ahora nos podemos reír de este episodio.

¿Cómo haces para mantenerte siempre bella?

¡Qué pena! (sonrojada), gracias. Para mí, la belleza viene de adentro y se refleja por afuera, entonces lo que hago para ser bella es ser yo misma. La seguridad y humildad que proyectas es sinónimo de belleza para mí. En el aspecto físico me gusta hacer ejercicio y bailar, soy coqueta, me gusta verme arreglada y en mi naturaleza está sonreír todo el tiempo.

Participaste en certámenes de belleza en el pasado, ¿qué aprendizaje obtuviste de esto?

Los concursos de belleza me dejaron un enorme aprendizaje. A pesar de que me destaqué y recibí el gran cariño de la gente, comprendí que es absurdo competir para ser la más bella de todas; hay cosas mucho más importantes en la vida. No quise seguir en ese mundo de misses, pues a mi parecer es un mundo falso, superficial y corrupto, donde juegan con sentimientos de jóvenes, familiares y hasta del público. Respeto a quienes los hacen, pero definitivamente no es lo mío.

Me gusta mucho más ser directora y presentadora de televisión, actriz o modelo de fotos y comerciales, que es algo que he hecho siempre y es un mundo interesante, lleno de retos, donde compito con mis propias capacidades y donde recibo buenos resultados de mi trabajo.

¿Te gustaría que tus hijas participaran en certámenes de belleza? ¿Por qué?

No es importante para mí que ellas participen en un concurso de belleza; para mí es importante que ellas descubran su talento, su don y se destaquen haciendo lo que les gusta; pero si en algún momento ellas decidieran participar en un certamen, las apoyaría como madre y con mi experiencia.

¿Cómo haces para lograr el equilibrio entre las facetas de mamá, esposa y profesional?

El rol actual de la mujer es bien difícil; se nos exige cumplir con todas las tareas de nuestros diferentes roles y a la perfección, lo cual es imposible muchas veces, y posible pero muy estresante. Lo que me funciona a mí, es priorizar mis tareas en el día, planificarme y no estresarme por cosas que no sean importantes.

 

2 HIJAS tiene la beldad nicaragüense.

 

34 AÑOS de edad tiene la bella presentadora y modelo.

 

Una bella mujer

Mariana Ortega

Edad: 34 años

ESTADO CIVIL: casada

Mariana afirma que tiene muchos proyectos profesionales con Mamá TV: “Estoy contenta por la aceptación del público, con la excelente imagen que proyectamos y deseo expandir la marca hacia otros campos que tengan relación con la educación familiar y de la niñez en general. También siempre recibo propuestas de modelo de comerciales aquí o fuera del país, que es algo que he hecho desde joven”.

 

La presentadora y modelo le gusta dedicar su tiempo libre a su familia, para realizar actividades fuera de lo común y pasar un buen rato entre risas. Para ella lo más importante de su vida es la salud y bienestar de su familia. La bella capitalina cuenta que le teme a los aviones y cucarachas.