•  |
  •  |

Se vino el frío, y con él desaparecen las esperanzas de mantener el hermoso bronceado que tanto te costó conseguir en el verano. Que la decepción y desesperación no te invadan, y sigue estos consejos para prolongar y mantener tu exquisito bronceado todo el año.

No caigas en el exceso de camas solares, que además de un bronceado artificial, puede traerte problemas en la piel. Apuesta a lo natural, y mantén tu bronceado con estos tips.

Evita exfoliar tu piel

Exfoliarte con regularidad es una de las maneras de mantener tu piel suave, renovada, radiante y tonificada, pero no es bueno para prolongar tu bronceado. Al “pulirse” la piel con el exfoliante, se desgasta la tonalidad de tu piel adquirida durante el verano.

Por eso recomendamos limitar la exfoliación corporal a una vez por semana.

Toma duchas frescas

Los baños muy calientes pueden pelar tu piel, y hacer que luzca opaca y deshidratada. En cambio, duchas con agua más fresca ayudarán a limpiar tus poros, sin afectar el bronceado de tu piel.

Usa crema hidratante

Aplica sobre tu cuerpo una crema hidratante con vitaminas E, tanto durante el día como por la noche. Lo ideal es que sea luego de bañarte para que penetre mejor.

No solo mantendrá tu piel suave, sino también protegida con una barrera de hidratación natural. La falta de humectación hace lucir a tu piel sin brillo y deshidratada.

Loción bronceadora

Otra manera de mantener tu bronceado durante el invierno es usando una loción bronceadora al menos una vez a la semana.

Puedes mejorar tu bronceado mediante la aplicación de esta loción, que ponen en evidencia el brillo natural de tu bronceado, y manteniendo tu piel saludable sin exponerte a los graves daños de las camas solares.