•  |
  •  |

Las manchas en el rostro es un problema que muchas mujeres en diversas etapas de su vida afrontan. Algunas las tratan inmediatamente y otras permiten que avancen hasta que son muy evidentes. Hay diversos motivos porque las manchas aparecen y es importante que seamos observadoras, para poder descifrar el motivo por el cual están surgiendo. Así será más ágil la forma de tratarlas.

Este tema en lo particular me ha interesado de sobre manera debido a que dentro de las lecturas que he estado realizando ahora que estoy embarazada, he aprendido sobre los cuidos de la piel en esta maravillosa etapa de la vida, pues uno puede estar más susceptible al manchado. Además del embarazo, también hay múltiples motivos por los cuales te pueden salir manchas. Puede ser por el envejecimiento, acné, exposición al sol, enfermedades internas de órganos y hasta por las pastillas anticonceptivas.

Dicho lo anterior, como podrán ver son muchos los motivos, pero no todos aplican a nosotras. El más común es la exposición al sol, y como ya les he hablado en columnas anteriores, la prevención es lo más óptimo y la misma es sumamente sencilla: aplicándote diariamente bloqueador solar.

Embarazo

Las mujeres embarazadas debemos estar claras que debido a los cambios hormonales y a la pigmentación debemos estar listas para machas que nos aparezcan; no obstante, con una buena limpieza de rostro, hidratación y uso adecuado del protector solar podemos prevenir muchas. Por otro lado, si aún nos siguen apareciendo, hay una alta probabilidad que desaparezcan luego del parto.

Otro motivo por el que nos pueden salir manchas es por la depilación. En muchas ocasiones, el método que utilizamos puede ser a través de la cera, pero esta nos puede irritar la piel y ocasionar manchas. A las que les pasa esto, les recomiendo optar por otras alternativas de depilación como el láser. Con todos estos métodos hay que tener mucho cuidado, ya que el sol puede ocasionar estragos en tu rostro. Si te expones luego de una sesión, te recomiendo que programes esas citas por la tarde, ya que a esa hora el sol ha disminuido su intensidad.

Mi mejor recomendación para combatir las manchas, en principio, es atacarlas una vez que empiecen a surgir. No dejes que se acomoden o se agranden, porque entre más tiempo pasa se vuelve más difícil. Si puedes visita a un especialista o bien opta por cremas como alternativas para aclarar la piel. También hay recetas caseras que te pueden ayudar. A continuación te dejo una muy sencilla que te puede ser de utilidad.

Mezcla ½ taza de yogur, dos fresas licuadas y 1 cucharadita de miel hasta tener una crema integrada. Aplícala sobre el rostro por unos 10 minutos y luego enjuaga con agua tibia. Esta le te brindará hidratación, suavidad y ayudará a aclarar tu piel.