•  |
  •  |

El mejor rubio para los 20 años no es el mismo que para los 40. ¿Quieres saber por qué y cuál te conviene según tu edad? El sitio web www.imujer.com explica cuáles son los tonos que mejor se verán en tu cabellera.

A los 20 años: tu cabello se encuentra en su mejor momento. Está sano, se ve saludable y vigoroso; así que es el mejor momento para hacer un cambio radical de color o, si lo prefieres, para hacerte unas mechas para aclarar el tono. A los 20 está todo permitido: puedes ser arriesgada y teñirte de rubio claro, o de un color caramelo. Aunque todos los rubios quedan bien a las chicas de tu edad, no olvides que tienen que combinar con tu tipo de piel. Busca el rubio que le siente bien a tu rostro.

A los 30 años: tu pelo todavía se ve bien, aunque pueden empezar a aparecer algunas canas. Por otro lado, es una edad en la que estás bastante ocupada, ya sea por tu carrera como por tus hijos. Como tu vida es bastante ajetreada, necesitas algo que sea práctico y te haga ver siempre bien; por eso lo mejor son los reflejos y las mechas en tonos dorados y cenizas, pues no requieren de tantos retoques y te hacen ver joven. Ten en cuenta que cuanto más se parezcan tus mechas a tu color natural es mejor, porque siempre tu color de epidermis debe ser diferente a tu pelo.

A los 40 años: aunque todavía no eres muy mayor, tu cabello cambia de estructura debido a los cambios hormonales y a tantos tratamientos y tinturas que te has aplicado. Esto hace que tu pelo pierda algo de brillo natural y vitalidad. Como en esta década ya aparecen muchas canas, tendrás que teñir la totalidad de tu cabello y si quieres, puedes hacerle mechas arriba de la tintura, para que no se vea tan uniforme y te haga ver más joven. El rubio miel es perfecto con mechas doradas. Dile a tu colorista que use tonos rubios más oscuros por debajo, más ligeros en la parte superior y luces brillantes alrededor del rostro.

A los 50 años: un mal rubio para esta edad es aquel que es demasiado beige, helado, ceniza o que se asemeje mucho al tono de la piel. Un rubio muy claro, apagado y parejo te hará lucir mayor; en vista de eso, lo que necesitas es una base rubio-oscuro y reflejos dorados o caramelo.

Para que tu pelo esté saludable y puedas tener un hermoso rubio según pasen los años, no olvides cuidarlo con máscaras y tratamientos periódicos. Reduce el uso de secadores o planchitas, y cuando los uses no olvides la protección térmica, tengas los años que tengas.

El rubio que elijas para tu edad siempre debe estar de acuerdo con el tono de tu piel; esa es la premisa principal.