•  |
  •  |

Prendas y estilos de largo recorrido, en las que merece la pena invertir.

 

Estilo militar

Los pantalones “baggy”, las chaquetas y las camisas con reminiscencias militares se imponen esta temporada otoño-invierno 2014-15.

El color caqui declinado en todas sus versiones, y combinado con tonalidades verdes y ocres es el punto de partida de esta propuesta que abandera la diseñadora Isabel Marant.

 

Vestido medieval

La firma Dolce & Gabbana en su desfile "sicilia encantada" visitó a la mujer como una princesa medieval gracias a suntuosos vestidos cuajados de bordados cortesanos, envueltos en romanticismo y repletos de magnetismo y brillos dorados y plateados.

 

Espíritu salvaje

El "print" salvaje se convierte en el nuevo negro esta temporada. La cebra, el leopardo, el tigre, la jirafa o la serpiente pitón estampan patrones rígidos, minivestidos, botas, zapatos y bolsos.

 

Las mallas y el punto

Las mallas regresan y hacen su incursión en las colecciones y tendencias de la temporada junto a piezas de maxipunto, minivestidos y jerséis XXL.

 

Capa

La capa es la alternativa a la manta, prenda que desde que la firma Burberry Prossum la sacara en el carrusel final de su desfile, se ha convertido en el accesorio de la temporada. En tonos lisos, con dibujos étnicos o estampados de montaña, la capa escala posición en la temporada otoñal.

 

El sastre

Aunque el traje de chaqueta es un clásico que nunca pasa de moda, el sastre, que se ha visto en las pasarelas de los últimos desfiles de los diseñadores más renombrados, vuelve renovado y femenino con pantalones de pinzas y combinado con mocasines y abrigos cruzados.

 

La estética rock

La mítica "biker", cazadora de cuero, pantalón pitillo, pinchos, tachuelas, zapatos de salón con punta afilada y las gafas de aviador ofrecen un estilismo fresco, juvenil y roquero. Una estética dinámica, fuerte y con carácter que reinventa a la mujer urbana.