• |
  • |

Con la cuenta atrás para comenzar las fiestas navideñas, donde las cenas y las reuniones familiares desbordan la agenda, es importante acudir a la cita con buena cara y una piel luminosa.

La esteticista Felicidad Carrera propone un tratamiento de hidratación con oxígeno para mejorar las pieles más castigadas. La eficacia del tratamiento radica en la sabia combinación de tecnología y cosmética específicas para cada tipo de piel y para su estado en cada momento.

Consiste en una secuencia de aplicación de cremas, “serums”, masajes, mascarillas, luz LED y finaliza con la aplicación de oxígeno puro a presión. El oxígeno captura y neutraliza los radicales libres, y combate el daño causado por los mismos.

Las vacaciones de Navidad también brindan la oportunidad de someterse a los tratamientos Skinboosters, que, según explica Felicidad Carrera, consiste en una serie de microinyecciones de ácido hialurónico que proporcionan a la piel una gran hidratación durante todo el año y restauran los daños causados por el envejecimiento.

Son productos inyectables mediante ácido hialurónico estabilizado de larga duración, combinado con vitaminas, minerales y oligoelementos.

“El tratamiento es similar al de una mesoterapia facial, pero con un resultado más duradero, porque penetra hasta capas más profundas de la piel”, asegura Felicidad Carrera, quien asegura que este protocolo potenciará los efectos de cualquier tratamiento estético que apliquemos a continuación.

MANICURA CON APUNTES DE FIESTA

Esta temporada, se impone la manicura francesa, pero dejando a una lado el clásico tono blanco y nude. Para esta fiesta, Karl Lagerfeld aconseja una manicura más divertida y fresca con combinaciones más arriesgadas como el rojo y el negro, verde y azul, morado y burdeos o un esmaltado en brillo con el filo de la uña en dorado o plateado.

Teniendo en cuenta el ritmo frenético que vivimos, un buen masaje es un bálsamo para el cuerpo y la mente. Para ayudar a aliviar tensiones y a relajar músculos que castigamos, se puede optar por el masaje chino “ba-Guan”, que consiste en trabajar los músculos con una ventosa, tras aplicar un aceite aromático sobre la espalda, desde las lumbares hasta la nuca.

Se inicia el masaje con movimientos circulares de forma lenta y fuerte desde el interior hacia el exterior. Una vez tratada la espalda, es el turno de las piernas, que son masajeadas individualmente con una ventosa de menor tamaño, así como los tobillos, las plantas y puntas de los pies. “A continuación se trata la zona del vientre, la parte anterior de las piernas, brazos, antebrazos, muñecas, hombros y escote”, explica la esteticista Chelo Candenas.

Otra opción es el masaje Chi, que trabaja la armonía y el equilibrio entre el cuerpo y la mente mejorando la energía vital. Se trata de un masaje profundo de los tejidos que dinamiza tanto el metabolismo como los órganos internos.

CRIOLIPÓLISIS

Esta técnica consiste en un enfriamiento de la grasa de zonas localizadas para facilitar su eliminación. Mediante succión se captura el pliegue de grasa en las zonas con más volumen y mayores depósitos de adipocitos, ese pliegue se enfría de modo que nuestro organismo deja de reconocer el tejido graso como propio y activa los procesos de degradación.

SUBIR LOS GLUTEOS

Según la esteticista Maribel Yébenes, en una sola sesión se pueden aupar los glúteos con la radiofrecuencia Thermage CPT. El objetivo de este tratamiento es reposicionar los volúmenes y devolver la firmeza a los músculos. Los efectos se notan nada más terminar la sesión y tiene una duración de tres años, un capricho “beauty” que invita a lucir prendas ajustadas.

El masaje chino “ba-Guan” ayuda a aliviar tensiones y relajar músculos que castigamos a diario.

SI deseas impactar se recomienda la manicura francesa.

NO Olvides que los masajes te relajan y, por ende, te ayudan a tener una piel envidiable.