•  |
  •  |

Lo que llevas a tu boca determina lo que ves en el espejo. En otras palabras, tu alimentación determina tu apariencia (¡y tu estado de ánimo!). ¿Quieres saber cómo? El sitio web www.imujer.com muestra algunas de las formas en las que tu dieta afecta tu belleza.

El bienestar de tu piel depende de una alimentación equilibrada. Esto significa que la deficiencia de algún nutriente tendrá repercusiones notorias sobre tu piel. Así, por ejemplo, puede volverla más seca y sin brillo. Por tanto, haz tu mejor intento por enriquecer tu dieta con los alimentos que sabes que te hacen bien.

Al igual que la piel, el cabello necesita de una gran variedad de nutrientes para manifestar toda su hermosura. Frutas, verduras, frutos secos... ¡Todos los alimentos beneficiosos para tu piel, también lo son para tu cabello!

Y para tus uñas. Esto se debe a que, en esencia, la piel, el cabello y las uñas están constituidas por los mismos componentes. Esto hace que estas partes del cuerpo se vean beneficiadas por los mismos alimentos. Por tanto, además de las comidas que ya te nombramos, también procura disfrutar de productos lácteos, huevos y carnes magras.

El buen humor embellece. Y, para que este sea duradero, es fundamental contar con una alimentación balanceada. Esta te hará sentir mejor contigo misma y te hará más vulnerable a la risa. Y, ¡una linda sonrisa es irresistible para cualquiera! Y cuando te sientes mejor contigo misma y tienes buen humor, te conviertes en la protagonista de más elecciones positivas. Te sientes con más energía de ejercitarte, de hacer cosas por los demás y de disfrutar tu vida más.