•  |
  •  |

Exfoliantes y mascarillas son los aliados perfectos para alimentar la piel. Llegó el momento de desintoxicarla y prepararla para momentos en los que el frío y los cambios de temperatura la ataquen.

Los cambios bruscos de temperatura, además de la polución y la humedad afectan a la piel del rostro, pero también de todo el cuerpo. Ponerlo todo a punto, gracias a exfoliantes e hidratantes se convierte en nuestra prioridad.

Efectos llamativos

El enrojecimiento de la piel, la rosácea, es uno de los efectos más llamativos que se producen con la llegada del invierno, ya que se altera la barrera inmunológica provocando inflamaciones vasculares.

La piel en invierno sufre una importante reducción de los lípidos epidérmicos, especialmente de las ceramidas, razón por la que se vuelve más seca. La microcirculación sanguínea en las mejillas aumenta; de ahí que aparezca su color rosado cuando hace frío.

Uno de los tratamientos estrella para combatir las rojeces, cuperosis y eritemas, es el propuesto por los Laboratorios Uriage, con la gama Roséliane, que restaura y refuerza la barrera cutánea, protege la pared vascular y regula la reacción inmunitaria de la piel para evitar la aparición de las rojeces.

Para alimentar la piel seca estacional, la firma Biotherm ha creado una hidratante con textura de bálsamo de gel, Aquasource Cocoon, especial para utilizar durante el invierno, ya que en esta época la tasa de pérdida de agua transepidérmica (TEWL) es muy superior al de otras estaciones.

Un tratamiento “Dulce de Canela”, con aroma de esta especia y árbol de té, es el que propone el centro estético Caroli Health Club para mantener la más sensible piel lisa e hidratada. Además de apostar por una dieta rica en nutrientes con alto potencial antioxidante como la calabaza, las uvas, col, remolacha, manzana o frutos secos.

Reforzar defensas

Las mascarillas tienen una importante labor de protección. Tal y como señala Marta Gamarra, directora de Formación de Eve Lom en España, son necesarias y esenciales para preservar la salud de la piel y ofrecerle beneficios extra a nuestro tratamiento diario.

“La elección de la mascarilla adecuada servirá para reforzar las defensas aumentando la hidratación, la firmeza, la limpieza y la eliminación de células muertas y toxinas… De esta forma, conseguimos que nuestra piel mejore en aspecto, tono y color desde el primer minuto de su aplicación”, comenta Gamarra.

La especialista asegura que es beneficioso aplicar mascarillas de forma periódica, sobre todo de limpieza para conseguir aumentar la regeneración celular, la oxigenación de los tejidos y la eliminación de toxinas. “De esta forma, la piel responderá con un aspecto sano, saludable y radiante”, asegura.

Por la noche

Recomienda utilizar la mascarilla una o dos veces por semana siempre en días alternos, preferiblemente por la noche ya que en ese momento es cuando la piel inicia un proceso de regeneración celular. Su elección depende de la piel y la edad.

De esta forma ayudaremos a incrementar los beneficios a las nuevas células que se producen dentro de nuestra hipodermis y conseguiremos que sean mucho más fuertes y de mayor calidad.

 

1 vez al día se deberá aplicar crema humectante en el rostro, para evitar resequedad.

2 veces a la semana se recomienda colocarse una mascarilla por las noches.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus