•  |
  •  |
  • EFE

Una nueva temporada se acerca y la nueva tendencia de maquillaje concentra sus brochas en los iluminadores para dar luz a la piel y la mirada.

Tonos despejados, labios de ardiente fucsia o activos vegetales que unifican la piel serán los ingredientes de la próxima temporada, en la que dar luz a la piel se convierte en el objetivo.

Esta temporada iluminar la piel de una manera natural es la apuesta de las grandes firmas.

Brillo y estética pop
La singularidad de Courrèges, sus formas y la intensidad de sus colores, han atrapado la atención de otra firma igualmente vanguardista, Estée Lauder. Ambas firmas se han unido para crear una colección de maquillaje optimista y colorido Courrèges Estée Lauder.

Jane Hertzmark Hudis, presidenta de Estée Lauder explica que “esta colaboración en maquillaje se identifica con la filosofía de “lujo pop” de Courrèges, impregnando de optimismo, sorpresa y diversión el mundo de la cosmética”. Ambas empresas comparten una visión actual de la mujer de hoy y del mañana, por ello, apelando al futuro sin olvidar el pasado, las fórmulas creadas “sorprenden por su ligereza, brillo y estética pop”, indican desde la firma cosmética.

Polvos iluminadores efecto seda para el rostro, frente y arco de las cejas, combinan a la perfección con unos polvos compactos para las mejillas, con el fin de ofrecer un efecto luminoso general, también sobre las sienes. Retoman las “pestañas de araña” de los años 60 del pasado siglo, extensas y sofisticadas, mientras que para los labios su apuesta es un “gloss-gel” de tono cereza.

Para las más atrevidas, su apuesta por el color no termina en el rostro. Sin rescatar las pelucas de otra época, Courrèges Estée Lauder, rinden homenaje al diseñador con el desarrollo de una máscara de pelo que ofrece pinceladas de color para resaltar, de manera sutil, los mechones de cabello.