•  |
  •  |

Los rostros frescos han sido comunes en las últimas alfombras rojas y desfiles de moda que cautivan la atención del público sobre el aspecto de las celebridades y modelos como si se tratasen de un ejemplo a seguir, de acuerdo con la apariencia encomendada por los asesores de imagen y expertos en tendencias.

Hemos visto a Gwyneth Paltrow, Sienna Miller, Jennifer Aniston o Reese Witherspoon luciendo su rostro como si apenas se hubiese maquillado.

Los expertos de la imagen bautizan este estilo como “efecto rostro lavado”, indica La Prensa Gráfica. Aunque no lo parezca, el maquillaje está bien presente y se aplica en tonos nude únicamente, con el fin de esconder rojeces e imperfecciones y resaltar los mejores rasgos del rostro.

Según la agencia de belleza Mery Make Up, es importante tener en cuenta la época del año para jugar con unos tonos u otros, además de conocer bien los colores que más nos favorecen según nuestro tono de piel y el color de pelo.

La marca L’Oreal París indica “El nude es un color similar al tono de la piel. Este tono es un imprescindible que nunca pasa de moda”. El maquillaje realizado con estos tonos, aporta frescura y serenidad, ofreciendo un aspecto elegante y luminoso.

“El secreto de un perfecto look nude es saber utilizar de forma correcta los puntos de luz, aplicando el maquillaje en zonas específicas para atenuar sombras y crear volúmenes, obteniendo resultados muy favorecedores” describe L’Oreal en su sitio web de tendencias.

Consejos Infalibles

BASE

Aunque siempre debe ser lo más parecido a nuestro tono de piel, se puede usar uno más oscuro siempre y cuando “se difumine muy bien al aplicarlo en la zona del cuello para que no se note la diferencia de tonos,” recomienda Mauro Saccoccini, maquillador de Chanel.


OJOS

No deben ir maquillados en exceso, intentá suprimir el delineador por sombras en tonos ocre o marfil y difuminalas  bien por todo el párpado del ojo para obtener un buen resultado. Para las pestañas, bastará con aplicar un pequeño toque de máscara.


MEJILLAS

El rubor fuerte no forma parte del estilo nude. Si no querés gastar en un rubor nuevo en un tono suave, podés cargar la brocha con algo de polvo y luego pasarlo por el labial, y maquillar las mejillas de esta forma, lo que aligera el color y da un aspecto fresco y transparente.


LABIOS

Para un maquillaje natural eligí tonos claros, ligeramente rosados o bálsamos labiales. De preferencia los que sean mate o semimate y que se asemejen al tono de tu piel. Olvidate de los colores naranja o rojos.