•  |
  •  |
  • END

A la hora de engordar o ganar peso la alimentación y el ejercicio no son los únicos responsables. Existen factores que influyen en tu capacidad para digerir los alimentos. Según  el sitio mujerhoy.com estas son algunas causas:


1 Los aditivos artificiales. Muchas comidas procesadas se conservan con aditivos como la glucosa que puede producir en algunas personas inflamación y cambios metabólicos que ralentizan la pérdida de peso.  

2 Un trabajo por turnos. Para las personas que trabajan por turnos es muy difícil estabilizar sus ciclos de sueños, como resultado queman menos calorías que los que trabajan con un horario normal. Al parecer cuando se alteran los ritmos circadianos se gana peso aún sin ingresar más calorías al cuerpo porque el metabolismo se hace más lento.

3 Haber recibido críticas por tu peso. Un equipo de investigación de la University  College of London estudió durante cuatro años a un grupo de personas obesas y observó que aquellas que habían experimentado discriminación por su peso o habían recibido críticas por ese motivo les costaba más perder kilos. Otro estudio, esta vez de la Universidad de Waterloo siguió durante cinco meses a un grupo de mujeres con sobrepeso y descubrió que si sus seres queridos eran críticos respecto a su obesidad estas ganaban incluso más kilos. El estrés, la culpa, el miedo y otras emociones que engordan.  

4 Componentes químicos medioambientales. En inglés se llaman ‘Flame Retardants’ y es un polímero que retarda la acción del fuego. Se pueden encontrar en casi toda la casa, desde los muebles hasta la alfombra. Pues bien, en la Universidad de New Hampshire han descubierto que puede estar relacionado con algunos problemas del hígado y con la resistencia a la insulina, una dolencia que favorece la obesidad.  

5 La genética. No solo se hereda la configuración del cuerpo, también las bacterias que viven en nuestro tracto digestivo y que están conectadas con el control del peso.