•  |
  •  |
  • END

El vello facial y corporal crece naturalmente en las mujeres, pero lo común es que sea más evidente en los hombres. No obstante, después de un par de días sin depilación el asunto parece irremediable, y a la mayoría de nosotras no nos gusta.

Se trata de los vellos más largos y más oscuros que aparecen alrededor de las cejas, el bigote, las axilas, el ombligo, las piernas, etc.

Otras mujeres inclusive tienen que lidiar con hirsutismo, por lo cual les aparece vello pronunciado en las patillas, la barbilla y el cuello, las areolas mamarias, el tórax y la espalda.

Lo anterior se debe a factores hormonales, como un posible síntoma de hipotiroidismo, el síndrome de ovario poliquístico, la hipertecosis ovárica y la hiperplasia suprarrenal congénita.

En todo caso, además de las pinzas y las máquinas de afeitar, las otras soluciones habituales.

Cremas

Existen tanto para vello facial como para vello en las piernas, al momento de su compra se debe distinguir bien las etiquetas, porque el segundo tipo tiene un efecto más potente y podría quemar terriblemente nuestro rostro. La función de este tipo de cremas es quemar el vello visible, por lo que se aplica con una espátula, se deja un par de minutos y luego se remueve suavemente con un paño húmedo. Debido a la sensibilidad que deja en la piel, no se recomienda exponerse al sol pocos minutos después. Por lo general, su uso puede realizarse cada 10 días, porque no elimina el vello desde la raíz.

Cera

No se recomienda para pieles muy sensibles porque irrita casi por 24 horas, pero se trata de una opción que elimina el vello desde la raíz. En una de sus versiones, su aplicación requiere que la cera esté bien calentada, que se presione sobre el vello y que se retire de un fuerte jalón, así que lo mejor es que te lo haga otra persona o que sea en un salón de belleza, o no te atreverás. La otra opción es la cera fría, que es más sencilla, solo debes calentarla un poco con la mano, pero igualmente, jalar con fuerza, quedando temporalmente una mancha en el bigote.

Láser

Esto se realiza en un centro de depilación a cargo de especialistas en el tema, y especialmente se recomienda a personas con vello muy fuerte y oscuro; existe un tipo para cada zona del cuerpo y cada tipo de piel. Requiere voluntad del paciente para entender que no se puede tomar el sol entre sesión y sesión, porque puede necesitar más de una. Es la opción que impide que vuelva a brotar el vello; la energía del láser usa el color negro de la melanina como una especie de “carretera” hasta llegar al folículo piloso.