•  |
  •  |
  • END

El cuidado de la apariencia siempre tiene que ser uno de nuestros amigos en cuanto a nuestra presentación personal. A los 30, las mujeres comienzan a preocuparse más por su aspecto físico, por el uso de cremas y tratamientos que ayuden a retrasar las arrugas y la flacidez que poco a poco comienza a aparecer.

Cuidados
De acuerdo con el sitio web Más que mujer, la hidratación es uno de los puntos más esenciales en el cuidado de la mujer, pues exfoliar la piel es realmente importante, debido a que las células muertas deben removerse para que la nueva piel suave pueda salir; además así se logra eliminar el exceso de aceite en el rostro y deja que la piel respire mejor sin los residuos acumulados.

Por lo que, para obtener una piel radiante es esencial exfoliar el rostro al menos dos veces a la semana.

También, hay que tomar en cuenta que a los treinta, las mujeres no pueden exponerse al sol sin su debida protección, dado que la protección solar es fundamental para un buen cuidado de la piel, además que se recomienda usar una base que también contenga protección solar.

Por otro lado, la página Mujer y Belleza, aconseja el uso necesario de una crema de noche para mantener la piel hidratada y renovada mientras duermes, debido a que las cremas de noche están diseñadas específicamente para beneficiar la piel durante el transcurso del sueño, mejorando, humectando y reparando la piel de forma más profunda y eficaz.

De igual forma, según Mujer y Belleza, se refiere que los faciales son una excelente forma de mantener la piel joven y radiante.

Los expertos aconsejan que aunque tengas un horario de trabajo complicado o una rutina muy atareada, puedes procurar hacerte faciales naturales en la comodidad de tu hogar, logrando de esta forma tener una textura más sedosa y suave en tu piel.