•  |
  •  |

¡Mi cabello es un desastre! Si gritas eso de vez en cuando, detente a pensar un minuto y reflexiona si la culpable de eso no es nadie más que tú. Para saberlo y considerar cambiar tu conducta con respecto a tu pelo, hay cuatro errores que quizás cometes y no te has dado cuenta.

No leer los ingredientes
Si siempre tienes el mismo problema en tu pelo, es posible que los componentes de tu champú y de tu acondicionador no sean los adecuados. Antes de comprar cualquier producto, ¡lee los ingredientes! Si contiene sulfatos el pelo se resecará, si son con siliconas puede dar lugar a un cabello sin vida, o si contienen parabenos, como resultado final puedes sufrir tumores o cáncer de mama, así que ten mucho cuidado.

Utilizar las herramientas de calor en todo el pelo junto
Para evitar que el cabello se vea quemado en algunas partes, luego de utilizar rizadores o planchas, lo ideal es que dividas tu melena en pequeños mechones para darle a todo el pelo el mismo tratamiento de calor y no exponer más a unas áreas que a otras.

Cepillar el pelo mojado
Este es un gran error, porque lo único que lograrás será debilitarlo y que se caiga. Una estupenda solución y que puede serte útil es emplear un peine que tenga dientes anchos para evitar los nudos mientras está mojado y una vez seco proceder al cepillado.

Utilizar cola todo el día
Si bien puede resultarte cómodo tenerlo atado durante todo el día, no es muy sano para la fortaleza de tu cabello usarlo muy apretado y ajustado. Para evitar este error, reemplaza las bandas elásticas para el pelo por cintas o déjalo suelto de vez en cuando para que respire y no se quiebre.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus