•  |
  •  |

Normalmente consideramos la pedicura o pedi como un tratamiento estético y se olvida que este procedimiento también te ayuda a tener unos pies más saludables.

Ya sea que vayas a un lugar especializado en pedi o que tú misma te hagas tu propia pedicura, lo importante es cuidar regularmente el estado de tus pies para que luzcan hermosos y evites algunos problemas como resequedad, callosidades, infecciones, etc.

¡Adiós infecciones!
Los pedis o pedicuras te ayudan a prevenir infecciones ya que se limpian y cortan adecuadamente las uñas y se exfolian e hidratan con cremas que ayudan a remover las células muertas de los pies.

Si eres de las personas que ponen poca atención a sus pies y no los estás hidratando constantemente por falta de tiempo o descuido, un pedi puede ser la solución para cuidar de ellos.

¡No más callosidades!
Unos pies que no se cuidan e hidratan constantemente tienden a tener callos o durezas. Los callos son la forma en la que el cuerpo se protege a sí mismo de la fricción por caminar o usar un calzado inapropiado o por la extrema resequedad.

¡Relájate!
Un masaje en los pies y sumergirlos en agua tibia también puede ayudarte a mejorar tu salud ya que relaja los músculos de los pies y se libera toda la tensión acumulada a causa de una mala postura, caminar, el uso de zapatos de tacón, etc.