•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Tanto el cabello seco como el que ha sido tratado químicamente requiere que pongamos en práctica algunas rutinas para mantenerlo saludable. A diferencia del cabello graso que puede reestructurarse a sí mismo, es necesario proveerle vitaminas con agentes externos a nuestra naturaleza.

En esta ocasión hemos consultado a la estilista María Mercedes Martínez, quien labora en la peluquería Wonderlook, para conocer algunos de los tratamientos capilares con los que ha experimentado buenos resultados.

Antes de que el tratamiento de queratina fuera la opción número uno para cualquier mujer que buscaba controlar el frizz, la resequedad y la florcilla de su cabello… Las mascarillas y ampolletas eran una solución a largo plazo que aún podemos retomar, sea en cada visita en el salón o en nuestras casas mientras dedicamos tiempo para arreglarnos.

Por ejemplo, la mascarilla de leche está indicada para hidratar el cabello de forma natural, les sirve a aquellas mujeres con cabello ondulado o sin definición… inclusive algunas mujeres obtienen cierto efecto liso.

Mientras que la mascarilla de coco es más útil para mujeres con el cabello procesado que ya presentan daños como florcilla, su función es reestructurante, así que deja atrás la apariencia de un cabello maltratado y sin brillo.

Respecto de las ampolletas, existe un tipo indicado para aplicarse como un paso previo cada vez que el cabello se someterá al uso de la secadora o la plancha de cabello para un peinado, las cuales utilizan en Wonderlook. Este tipo de ampolleta sirve para que cada hebra reciba una protección térmica antes de exponerse al calor.

Asimismo, es popular la ampolleta azul de Alfaparf, cuyo procedimiento y resultados son más intensivos, por lo que se deja como mínimo 20 minutos en el cabello antes de enjuagarse.

En caso de problemas con la caída del cabello, existen otras ampolletas especializadas.

USO
Las mascarillas para el cabello y las ampolletas especializadas pueden aplicarse en los salones de belleza como Wonderlook, o bien, adquirir el producto en el local de preferencia y aplicar tales tratamientos capilares en casa.

En cualquiera de los casos, es importante que el cabello esté limpio, por ello Martínez aconseja que se realicen 3 buenas lavadas previas para abrir la cutícula y así se pueda absorber los componentes del tratamiento seleccionado.

Cada tratamiento indica su procedimiento adecuado en las etiquetas. Si el cabello está muy maltratado, lo ideal es aplicar el tratamiento 2 veces a la semana. Los resultados podrán ser visibles dentro de un mes, por lo general.

Los cabellos grasos no deben utilizar tratamientos para cabellos resecos. Los cabellos grasos producen componentes para su propia reestructuración, por lo que se aconseja cepillarlos de la raíz a las puntas.