•  |
  •  |

Hace algunos años pudo ser, que escoger una plancha de cabello fuera una tarea sencilla, pero como todo en el mundo de la tecnología y los electrodomésticos evoluciona, en la actualidad tenemos tantas opciones que pueden confundirnos entre lo que más nos conviene o no, respecto de sus características y precios.

Entre los factores a tomar en cuenta antes de realizar una compra eficaz de este utensilio del cabello tan básico para alisar el cabello por unos días aunque sea súper crespo, o inclusive realizar peinados con ondas, se encuentra fundamentalmente nuestro tipo de cabello: liso o crespo, largo o corto; y el uso que vamos a darle.

Luego es cuestión de identificar las características de la plancha: regulación de temperatura, ancho, materiales, y nutrición adicional.
Es importante que a una plancha de pelo pueda regulársele la temperatura puesto que  un cabello más grueso necesita una temperatura mayor y viceversa. En todo caso, la temperatura no debe exceder los 230 grados centígrados.

Algunas planchas de pelo permiten doble tipo de regulación de temperatura, tomando en cuenta tanto el cabello seco como el cabello húmedo. Si bien la segunda opción no debería utilizarse con mucha frecuencia por la salud del cuero cabelludo, para una emergencia en que no podamos esperar a que se nos seque el cabello o realizar un paso previo con la secadora, es una solución eficaz.

Tratándose del tamaño, para cabellos cortos, las planchas de 2.5 cm de ancho son ideales, mientras que para cabellos largos pueden aprovecharse planchas de unos 5 cm.

En el caso de los materiales de las placas de las planchas, lo que más se recomienda es la cerámica, pues es mucho menos agresiva con el cabello. En general, las planchas de cerámica son las que más se ofrecen en las tiendas de conveniencia. Por mencionar, existen las recubiertas de titanio, mármol o turmalina.

Recomendaciones

NUTRICIÓN ADICIONAL
Aunque pueda ponerse en duda, algunas planchas de pelo tienen propiedades benefactoras para el cabello, además de alisarlo puede que prevengan el frizz y contrarresten los efectos del calor por medio de ingredientes proteínicos como la keratina o la jojoba.

ONDAS
Al principio utilizábamos las planchas de pelo únicamente en busca de un efecto liso, pero en la actualidad los salones de belleza nos han demostrado que pueden reemplazar a las tenazas térmicas, siempre y cuando sean finas de ancho, mismas que son ideales para peinar flequillos.

MANIPULACIÓN
Es importante que la plancha nos facilite su uso, siendo agradable al tacto. Además, el cable debe ser fuerte, resistente y de preferencia fácil de girar sin que se enrede, así se mantendrá en mejor estado. Es conveniente comprar una de apagado automático, para prevenir accidentes.

TIEMPO
Si tenemos el cabello fino o liso, cualquier plancha resolverá de inmediato. En caso de que sea un cabello crespo y abundante, es más rápido con placas anchas. Si es para uso diario lo mejor es invertir en una con nutrientes adicionales; si solo se utilizará en caso de emergencia, basta con una económica.