•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El director de imagen de Stylecode, Julio César Muñoz, te asesora sobre cómo construir una buena imagen cuando vas de invitada a una ceremonia religiosa de día.

El experto estilista comienza sus consejos “por los cimientos” de la vestimenta:

1- Calzado

Recomiendo tacones de la máxima altura con los que te sepas desenvolver durante todo el día y, quizás, durante parte de la noche, así que lo primero es pensar en el zapato por el que optaremos, un modelo que nos dé seguridad y que no nos juegue una mala pasada. Cuando digo máxima altura no me refiero a tipo “drag queen” sino que prime siempre la coherencia y la elegancia. Aconsejo, como mínimo, un tacón midi, con unos 5/6 cm de altura. Cuanto más alto es el tacón, más estiliza la figura y proporciona elegancia.

Ojo: si los tacones son muy finos y te encuentras con un cóctel en el jardín podrían quedarse tus tacones clavados en el césped.

Y atención: zapato de tacón no es lo mismo que calzado de noche. Buscaremos un calzado adecuado y muy elegante para el día y, personalmente, propongo no conjuntar zapato y vestido.

2- Medias

Es recomendable siempre llevar medias con zapato tipo salón, pueden mejorar el tono de la piel. Opta por las que son casi imperceptibles y ten cuidado para que no haya mucha diferencia de tono entre el rostro, los brazos y las piernas.

Siempre debe existir una armonía.

Solo si llevas sandalias podrías prescindir de las medias. En ese caso, llevaremos las piernas bien hidratadas y, si vemos que están muy blancas respecto a brazos y cara, podemos usar un ligero autobronceador.

3- Vestido

Pasamos a la parte central y más importante del “outfit”. Lo más correcto es llevar un vestido corto o falda a la altura de la rodilla.

Los vestidos largos están reservados en las bodas de día exclusivamente para la novia y la madrina.

Los pantalones también se están imponiendo. Si te apetece este “look”, opta por cortes elegantes con tejidos de calidad y caída.

Ni el nuclear, blanco roto, tono marfil; en ésto los dictámenes del protocolo son inamovibles. El blanco es exclusivo de la novia.

El negro no está prohibido pero mejor reservarlo para otro tipo de eventos, y más si la boda es en verano. Opta por colores que impriman buena energía y naturalidad.

4- Complementos

Collares, pulseras, pendientes… Los complementos más apropiados para una boda deben destilar discreción y elegancia. Hay que huir de los brillos y de los complementos excesivamente llamativos.

También podemos llevar guantes de piel fina, aportarán un aire muy chic a nuestra vestimenta.

El bolso

Siempre será pequeño, de mano. Como todo nuestro estilo será de día, evitaremos los brillos y exageraciones.

Tocados

De día están permitidas las pamelas y los tocados, pero recomiendo un tocado sencillo que enfatice tu personalidad e imagen.

Me encantan los tocados y la imaginación que aportan a un “look”. Es un complemento que nos aleja de nuestros estilismos diarios, así que hay que aprovechar la ocasión y disfrutarlo.

Las pamelas o el sombrero solo se utilizan durante el día y aunque estemos en interior, siempre se llevan puestos. Eso sí, una vez que cae el sol, se debe dejar este complemento en el tocador, en el coche o donde se considere.

Peluquería

Opta siempre por peinados naturales y sencillos, una melena suelta bien peinada siempre va a ser un acierto o un recogido sencillo.

Maquillaje

Mantenemos la línea de elegancia y sencillez. Tonos sutiles y naturales, nada de colores fuertes.