END
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Comprar una bolsa de diseñador es como comprar un carro, pues tenemos que ver cada detalle porque es una inversión importante, sin embargo existen las imitaciones, clones y otras categorías que se pueden encontrar en el mercado de la piratería.

La clave para que sea una buena compra y no te vendan imitaciones es adquirirla en la tienda, pero aun así tenés que conocer la diferencia entre la original y la copia. El sitio web Soy Carmín, explica las diferencias. 

Los detalles

Nunca olvidés que los artículos caros y de marca o de diseñador, por lo general se trata de una artesanía hecha a mano, y si el vendedor empieza a justificar los defectos de fábrica, todo indica que es un bolso fallido. Muchas veces se le coloca la marca en los cierres y cremalleras, esto sirve de sello de calidad y garantía de la originalidad del objeto.

Las marcas famosas casi no utilizan en su producción material como piel gruesa y rígida, se dice que muchas ya no utilizan pieles por apoyo a los animales y optan por materiales más delgados, pieles sintéticas de muy buena calidad. 

La pintura

La pintura debe ser homogénica, sin escurrimientos ni desgastes visibles, los bolsos originales son flexibles y restauran su forma de inmediato.

Examinando los detalles pasamos por alto lo más importante: el nombre. Muchas veces el nombre de la marca está escrito con una letra distinta, irregular o con errores. 

Una marca costosa siempre tiene un empaque caro hecho de materiales de alta calidad. El empaque no tiene ninguna imperfección de pintura: nada de manchas o alteraciones de color. 

Todos los accesorios adicionales siempre están bien empacados y componen el mismo conjunto con la bolsa, nunca se venden por separado o se dan como regalo.