• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Creativa, dispuesta y satisfecha, así se muestra Lucía Pichardo, una leonesa apasionada por el Marketing y las Relaciones públicas, quien desde hace seis años desarrolla este perfil profesional en banco Ficohsa.

Admite que el mercadeo lo es todo, pues “todos tenemos que ser y saber un poco de marketing. Es un área que te sirve para vender proyectos, vender tus ideas y convencer a alguien hasta que te diga sí o no en cualquier asunto de tu vida personal. Profesionalmente el marketing ha sido mi pasión, aunque no lo haya estudiado”.

¿Por qué elegiste este campo para desarrollarte profesionalmente?

Yo llegué de casualidad a trabajar en un área de mercadeo, era una plaza que estaba disponible en una empresa que me llamaba la atención y me pareció una excelente oportunidad para aprender.

¿Cuáles son los retos más significativos a los que te has enfrentado con el marketing?

El último y en el que más he aprendido ha sido el cambio de marca que me tocó hacer cuando se vendió el banco, tuvimos que cambiar hasta el último papelito que había en cada sucursal. Fue un reto porque nosotros somos relativamente y en comparación con otros bancos, una empresa pequeña.

¿Qué habilidades se necesitan para desarrollar esta profesión?

Creo que hay que ser creativos, pensar afuera de la caja, siempre buscar ideas nuevas y saber introducirlas en los demás. Poder persuadir y ceder en ocasiones porque no siempre las ideas propuestas para una campaña se terminan llevando a cabo. Hay que saber cuándo negociar y pensar en lo que a vos te gustaría que te dieran como cliente.

¿Cuáles son los temas que más te apasionan en tu profesión?

Ahorita lo que me tiene inquieta es el tema digital, que no existía cuando yo estudié, sin embargo, cada día intento actualizarme a través de los cursos online.

¿Además del marketing te has especializado en otra área?

Fijate que no, pero también hago relaciones públicas y es algo que he aprendido en la práctica.

¿Cuáles han sido tus mayores logros?

Creo que lograr balancear mi carrera con mi familia para mí ha sido un reto importante y todos los días trato y es algo que me mantiene dando lo mejor de mí misma porque tengo dos hijas escolares, tengo mi esposo y tratar de balancear las dos cosas para mí es un reto.

¿Qué consejos les das a todas las personas que están estudiando mercadeo y buscan oportunidades laborales?

Nunca le digan no a nada. En el transcurso de la vida personal y profesional uno va creciendo y aprendiendo de todo. En lo personal cuando empecé a trabajar muchas veces me tocaba cargar cajas o cubrir eventos que no disfrutaba, pero uno nunca debe decirle no a las cosas que te van saliendo en el camino. Si buscas el éxito la pena y el miedo deben hacerlos a un lado y prepararse para lo que viene, yo estoy segura que el tema digital es el futuro y en Nicaragua no es algo que debas aprender únicamente en la universidad. A través de los cursos gratis online uno puede hacerse autodidacta.

¿Estás viviendo a tus 34 años, esa vida que idealizabas a los 20?

Estoy muy satisfecha. Trabajo en una empresa que me da mucha satisfacción con un clima organizacional agradable, un lugar donde los jefes escuchan tus ideas y las toman en cuenta. Yo creo que disfrutar tu área laboral es una de las mejores cosas que un profesional puede tener. De igual manera tengo otros planes más adelante como montar un negocio propio, emprender, pero eso es para el futuro.

¿Qué es lo más complicado de esta área?

Que todo es para mañana. Es una industria súper dinámica en la que debemos estar constantemente abiertos y pensando en nuevas ideas. Además que usualmente somos pocas manos y nos toca correr para todo, pero al final es gratificante cuando ves cumplir las metas o el éxito de una campaña. Esas cosas al final te llenan.