Lelia G. Cárcamo
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Hoy vamos a aprender un poco sobre labios, labiales y todo lo que debes tomar en cuenta para lucir unos labios saludables. A todas nos encantan los labiales solo que a veces nuestros labios lucen maltratados, resecos y en ocasiones hasta se palidecen, esto se debe a que la piel presenta células muertas y hay que regenerarlas. 

Sé amiga de la exfoliación  y dile adiós a las células muertas, hay muchas maneras de exfoliarse los labios sin tener que comprar productos carísimos, puedes hacerlo con ingredientes naturales caseros.

Uno de los mejores exfoliantes es el azúcar y la miel, solo debes mezclar los dos ingredientes y aplicarlos con la yema de tus dedos en tus labios, luego masajea con movimientos circulares  para erradicar toda piel muerta que tengas, puedes probar con otros tipos de exfoliantes como el café molido con miel, recuerda siempre hidratar tus labios ¡Anímate! Es muy importante que hagas esto al menos una vez por semana, para que tus labios siempre luzcan fenomenales. 

Ahora hablemos un poco acerca de labiales, actualmente hay algunos cuyos ingredientes no perjudican nuestra salud, pero ten mucho cuidado con los de baja calidad  que no dudan en utilizar ingredientes que conllevan  riesgos para nuestros labios.

Estos son los diferentes tipos de labiales: Mates secos, cremosos, líquidos, brillo de labios, cada uno de estos aporta una textura diferente,  depende del resultado que quieras para tu maquillaje, como recomendación personal, usa para diario labiales cremosos, estos contienen ingredientes tales como la cera que los mantienen hidratados  y humectados, al contrario de los labiales secos y mate que hasta pueden llegar a robarnos la pigmentación  natural de nuestros labios, y generalmente este tipo de labiales es difícil de remover, así que ten mucho cuidado con la piel de tus labios. 

En muchas ocasiones compramos tonos de labiales, que no benefician  en lo absoluto esto tiene una explicación muy clara aplicando la teoría del color en el maquillaje , hoy  te hablaré sobre qué tonalidades son las predestinadas para tu tono de piel: según el círculo cromático existen colores cálidos y colores fríos;  si tienes piel clara, lo tuyo son los tonos  cálidos, tales como naranjas, carmín, marrones y por supuesto un par de labiales rojos no deben faltar en tu cosmetiquera.

Si tienes piel es trigueña debes buscar tonalidades que neutralicen la tonalidad amarilla de tu piel, estos tonos pueden ser: cobrizos, colores tierra, diferentes tonalidades de rojo como merlot, sangría, granate.

Si eres de tez morena, evita crear contrastes con colores de acabado neón,  hacen que tus labios se vean agrietados y totalmente desemejantes con tu tono de piel, opta por los tonos tales como: rojos vinos, terracota, albaricoque profundo, y sin duda alguna un labial de tono carmesí, es lo ideal para ti, dile que sí a los colores fríos, evita tonos marrones oscuros que se asimilen al tono de tu piel.