•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Ahora que se acercan las vacaciones, las salidas al mar y las altas temperaturas son factores que no convergen con el uso de maquillaje, y es que este no encaja en algunos contextos, aunque hay mujeres que no pueden vivir sin él, lo cierto es que llevar maquillaje puesto cuando sabés que te espera una piscina es incómodo y fuera de lugar, o como cuando tenés que caminar mucho bajo el sol, lógicamente el sudor te pasará la cuenta. En lugar de ello, la experta en belleza Yamir Valle aconseja que en esta temporada lo mejor que podemos hacer es mimar nuestra piel, darle un merecido descanso e hidratarla, para mantenerla con un aspecto hermoso y saludable. 

Consejos

Por eso, parte de tu rutina debería ser el utilizar un protector solar. “El uso diario de protector solar es imprescindible para mantener la piel saludable y sin alteraciones. Aun cuando el pronóstico del clima asegura que estará nublado, los rayos UV que se filtran pueden provocar arrugas prematuras, decoloración, flacidez y otras imperfecciones”, sostiene. Para evitarlo, hay que usar una crema hidratante con protector solar (SPF). Con esta vas a proteger la piel de sol y la misma tendrá un extra de humectación.

Otra alternativa es exfoliar el rostro y el cuerpo. Los tratamientos exfoliantes son excelentes, debido a que remueven las células muertas de la superficie de la dermis y aceleran su renovación para evitar el envejecimiento prematuro, las manchas y el acné. Podés emplear fórmulas naturales a base de miel, sal o azúcar gruesa, entre otros ingredientes. 

En este caso, podrías seguir la siguiente receta: si querés un producto neutro para el cuidado del rostro y del cuerpo, combiná dos cucharadas de miel de abeja, una cucharada de azúcar gruesa y una cucharadita de jugo de limón. Incorporá todos los ingredientes en un recipiente y mezclalos hasta conseguir una pasta espesa, la cual vas a extender por tu piel con suaves masajes circulares. Dejalo actuar por cinco minutos y enjuagá. Podés realizarte esta sesión dos veces a la semana.

Tus labios también merecen especial atención, expresa Valle. La piel de los labios es mucho más delicada que la del resto del cuerpo y ante los cambios bruscos del ambiente suele perder humectación. Para mantenerlos atractivos y saludables, la experta dice que no olvidés exfoliarlos de forma regular y aplicarles bálsamo protector. Las pestañas y cejas pueden nutrirse utilizando una pequeña cantidad de aceite de oliva o ricino.

Por último, aconseja que hay que dormir bien. Durante la noche, al descansar, se lleva a cabo un proceso de regeneración y oxigenación celular que permite que el rostro se refresque y luzca descansado al día siguiente. Cuando no se duerme lo suficiente, aparecen antiestéticas bolsas, ojeras y manchas que, por obvias razones, no contribuyen a la belleza natural.