•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Cuidar nuestro rostro no necesariamente significa gastar todos los ahorros en un par de cremas de sobrevalorado precio, lo podés comenzar  a hacer con ingredientes naturales que tengás en tu propia casa,  solo debés seguir estos pasos para lograr la piel perfecta. 

Limpieza de cutis

Las limpiezas faciales renuevan el aspecto de tu piel, si tus poros están obstruidos de tanta suciedad se comienzan a formar puntos negros, espinillas y hasta granos, pero podés evitar eso siguiendo estas recetas caseras para hacerte una limpieza profunda. 

Lo primero que debés hacer es lavarte la cara con agua tibia para que tus poros se abran y absorban mejor los ingredientes, combiná 1 bolsita de bicarbonato de sodio con un poco de agua, hasta obtener una pastita que te podás aplicar en el rostro, lista la pasta distribuila por tu rostro y dejá reposar por 10 minutos, esto ayudará  a prevenir el acné y puntos negros, sentirás tu cutis fresco y rejuvenecido.

Exfoliación de cutis

Este paso va de la mano con la limpieza de cutis, la exfoliación se trata de pulir la piel, luego de haber hecho la limpieza inicial tenés que exprimir dos limones y mezclar su jugo con 1 cucharada de miel y una  de azúcar, la miel funcionará como condensador para obtener la pastita que te pondrás en el rostro y el azúcar le dará esa textura rasposa que te permitirá pulir y quitar todas las células muertas,  cuando ya tengás la pastita comenzá aplicándola en todo tu rostro y haciendo movimientos circulares con la yema de tus dedos, esto permitirá levantar las impurezas y la suciedad que se encuentra en tu rostro, dejá reposar por 10 minutos y lavá tu cara con agua fría para cerrar tus poros y evitarte infecciones. 

Hidratación del cutis

La hidratación del cutis es vital para tu piel no se marchite  ni luzca como una piel madura y maltratada  desde que sos una joven, la hidratación le permite a tu piel ser resistente, flexible y evitar resequedades y la podés hidratar naturalmente  de la siguiente manera: mezclá en un tazón  la mitad de una taza de yogurt natural y miel, las vitaminas de la miel y las propiedades antibacterianas del yogurt le darán a tu piel la hidratación ideal, al igual que los demás pasos extendé la mascarilla por todo tu rostro y dejala reposar por 20 minutos para que tu piel absorba los ingredientes eficazmente, luego lavá tu rostro con agua fría para que se cierren tus poros.

Recordá realizar estos 3 pasos por la noche y cualquier otro tipo de mascarilla, si usás  mascarillas por el día exponés tu piel al sol y puede mancharse, sobre todo si te hacés mascarillas con limón o cualquier cítrico.