•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

A la mayoría de mujeres les encanta consentir sus manos, arreglar sus uñas y más ahora que estamos en verano y que las salidas al mar no se hacen esperar, la tendencia es llevarlas esmaltadas; preferiblemente con colores vivos para hacer referencia a la temporada tropical del momento. En este sentido, para que tus uñas luzcan impecables por más tiempo, la técnica más solicitada hasta ahora está siendo el tratamiento de esmalte semipermanente, el cual nos ofrece como ventaja el ahorrarnos tiempo y el estrés de estarlas retocando cada semana. Pero para ahondar más en este tema, consultamos a Xenia Ubilla Morgan, experta en el ramo de la belleza de Sofia’s salon, en Masatepe, Masaya.

Sobre el porqué optar por esta técnica, Ubilla manifiesta que estos esmaltes son de alta resistencia, tienen una durabilidad de aproximadamente 21 días de esmaltado intacto, aportan brillo a las uñas y los hay con glitter o tonos mate. Concretamente, este tipo de tratamiento consiste en la unión de barnices semi-permanentes a la laca de uñas tradicional. Su forma de secado a través de una lámpara de luz UV o Led, hace que este sea instantáneo y que la uña se endurezca. Y para aquellas mujeres que son un poco más conservadoras, el esmaltado semipermanente es aplicable a colores nude o a la clásica manicura francesa.

Técnica

Para el procedimiento de la manicura semipermanente, la estilista profesional explica que el primer paso es lavar y desinfectar las manos. Una vez hecho lo anterior, habrá que dar forma a la uña según lo deseado (cuadrada, ovalada o redonda), posteriormente hay que desengrasar las uñas cuidadosamente, esto es retirar el brillo natural con un buffer, que es una lima esponjada que ayuda a dar porosidad de forma suave a la uña para que así se abran los poros de la misma, a fin que de que el producto se adhiera mejor. A propósito, Ubilla no recomienda usar limas de granaje alto, porque estas pueden causar un desgaste de la uña. 

El siguiente paso es aplicar una capa de base transparente y se colocan las uñas bajo la luz UV, para endurecer la uña de cara a la posterior aplicación del esmalte de color, del cual se pasan dos capas. Por último, una capa de esmalte top coat para fijar el color, de esta forma la manicura queda dura y a prueba de arañazos. Este tratamiento está contraindicado para quienes tengan hongos en las uñas u otra enfermedad.

Para retirarlo

Para evitar que la uña se debilite, lo mejor es acudir al centro de belleza y que una profesional sea la encargada de retirar el esmalte, aconseja Xenia. La experta aplicará primero una serie de aceites nutritivos para proteger la cutícula. Después, se aplica acetona en un algodón y se coloca sobre la uña, se envuelve en papel aluminio y se deja actuar durante 15 minutos. De esta forma al arrastrar el papel aluminio junto al algodón, se estará quitando la mayor parte del esmalte. Los restos que queden, se pueden eliminar fácilmente con un palillo de comer.

Consejos

La profesional de la belleza nos recomienda exfoliar nuestras manos una vez por semana, dándonos masajes circulares alrededor de nuestras uñas. Esto contribuirá a no acumular piel muerta alrededor de la cutícula y ayudará a que las cremas se absorban de una mejor manera, a la vez nos propiciará unas manos suaves. También, aconseja que utilicemos guantes cuando expongamos nuestras manos ante productos agresivos para evitar, infecciones y hongos  en la piel y sobre todo en las uñas.  

5 tips para un tratamiento exitoso

1. Reposo
Después de cada dos o tres usos de un esmalte permanente, hay que dejar a las uñas respirar, para que se regeneren.

2. Aceites
Es bueno aplicar aceites nutritivos que penetren por el poro llegando a la matriz de la uña, acompañado además de un fortalecedor con calcio.

3. Hidratación
Hidratarlas con crema humectante, aceites de coco o vaselina simple. Esto ayudará a lucir unas uñas fuertes y radiantes.

 

4. Gama de colores
Para hacerle honor al verano, los colores del momento son el rosa, naranja, violeta, verde limón y el clásico fresh perfecto.

 

5. Secarlas bien
Debemos lavar muy bien nuestras manos y sobre todo secarlas completamente. El exceso de humedad puede causar hongos en nuestras uñas.