•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

¿Qué vigencia tiene tu traje de baño?  La vida útil de un bikini se prolonga cuando tomas las precauciones debidas para mantenerlo en buen estado. Los productos químicos de la piscina, el sol, la sal y arena del mar son elementos que estropean antes de tiempo estas piezas veraniegas, por eso te ayudamos a que tu colección crezca cada temporada compartiéndote algunos consejos que el sitio ABC sugiere adoptar y que te ayudarán  a conservarlas durante más tiempo.

1 Antes

Lo primero que debes hacer antes de comprar cualquier pieza de vestir es revisar la etiqueta, aún más si la tela es delicada. Los trajes de baño deben lavarse antes de usarlos, preferiblemente ponerla en remojo con un poco de vinagre o agua con sal para que se fijen los colores y duren más tiempo, además por higiene.

2 Mientras lo uses

El filtro solar y las cremas bronceadoras suelen ensuciar las prendas de baño, por tanto hay que esperar un mínimo de tiempo después de aplicártelas, para poder usarla.  Además, hay que cuidar el lugar donde te sentás o con qué te rozás ya que si lo hacés sobre superficies ásperas se arañará, en el césped se podría teñir de verde por la humedad (y no se quitará fácilmente), si permaneces sentada en el mar, la arena se introducirá en el tejido y dejará una mancha muy desagradable que, además perjudicará enormemente a la tela. También hay que evitar entrar y salir de la piscina por el borde, ya que el roce con la piedra daña los tejidos. Mejor entrar y salir por la escalera.

3 Después

Aunque suene un poco obvio, hay que mencionarlo, a pesar de que el bikini se seque en el cuerpo, hay que lavarlo, hacelo con un jabón líquido para ropa delicada y con agua fría, que ayudará a eliminar el cloro y la sal. Evitá al 100 el agua muy caliente -daña el tejido, lo encoge y destiñe-, ni detergente en polvo -es más agresivo y endurece la tela-, ni suavizante -hace que las fibras y elásticos den de sí-, ni lavadora -la tela se desgasta y pierde color.