•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Diseñar joyas que se van a convertir en un pequeño tesoro para quien las compre y el poder intuir que le van a dar alegría a la persona, y que estas pasarán de generación en generación, son las razones por las que Karla Vanessa Castillo Sacasa ama su trabajo: hacer joyas hechas a mano. Castillo es oriunda de León, y cuenta que profesionalmente ella es egresada de la carrera de Odontología, además tiene una especialidad en rehabilitación oral que realizó en Guadalajara, México. Durante su estadía en ese país, guiada por su interés en la confección de joyería, empezó a tomar cursos de orfebrería, puesto que se declara como una emprendedora innata.

Castillo se describe como una mujer  luchadora, creativa, emprendedora y sensible. Actualmente cuenta con un negocio online, se trata de Karla Castillo Joyería, en el que vende sus diseños de plata reciclada, oro y cobre combinadas con cuero y diferentes piedras semipreciosas, cristales Swarovski y perlas.

¿Cómo te involucraste en el quehacer de la joyería artesanal?

En ese entonces estaba estudiando odontología en León y para hacer dinero extra empecé a vender joyas junto con mi mamá y ahí descubrí la belleza del arte de la joyería. A medida que me fui involucrando más, me enamoré de esto; y así fue como surgió el deseo de aprender a hacer joyas, y ya llevo diez años trabajando en ello.

¿De dónde adquirís los materiales que utilizás en tus creaciones?

Los materiales que utilizo los voy comprando en mis viajes. Siempre ando en busca de tesoros para hacer mis diseños. También he encontrado proveedores que contacto por medio de internet. Para mis diseños siempre me ha gustado experimentar con diferentes materiales y este es una de las cosas que caracteriza mi marca. El material base para todos mis diseños es la plata, también estoy empezando a experimentar con la plata con baño de oro, y siempre utilizo piedras semipreciosas y preciosas combinadas con cuero.

¿En qué te inspirás para realizar los diseños?

Me inspiro en muchas cosas, en otros tipos de arte como la música, el baile, la pintura, la naturaleza que es otro de mis motores, ver sus colores, formas, texturas, me ayuda mucho en el momento de crear. Me inspira el imaginarme que una mujer se siente bella y cómoda usando accesorios.

¿Tus colecciones tienen nombre?

Mis joyas cuentan historias. Las piezas dentro de las colecciones también tienen nombre, dentro de las más populares se destacan: Spanish dancer, que fue la primera colección que presenté a un grupo grande de personas, me inspiré en los bailes de flamenco y sevillana, el vestuario que utilizan, fue una colección bien delicada, femenina, con mucho color rojo. Los clásicos es una colección de piezas con un diseño atemporal, creo que estas piezas nunca pasan de moda y nos van a durar toda una vida, aquí me inspiré en la famosa Audrey Hepburn, actriz inglesa de la película Tiffani´s Breakfast.

Oceánica, en esta colección me inspiré en el mundo submarino de nuestra Costa Atlántica, en sus colores y texturas, todo esto gracias a mi experiencia como buzo. “On the rock”, esta colección es un homenaje a los festivales de música al estilo “Glam rock”, fue una colección bien diferente, con muchas calaveras y figuras geométricas y glamour. Al Natural, me inspiré en las piedras, fue una colección muy “hippie chic” con cadenas largas, amuletos, aretes largos, y estudié mucho las propiedades beneficiosas de cada piedra. Finalmente, Havana es mi última colección, y me inspiré en la Habana, Cuba, en sus colores, calles, sus mujeres, es una colección con mucho color y movimiento, diseñada para una mujer que le gusta atraer miradas.

¿Hacés tus trabajos sola o te apoyás de alguien más?

Para realizar mis trabajos me apoyo con un grupo profesional de orfebres, en estos momentos estamos entrenando a más personas para poder hacer crecer nuestra marca y crear fuentes de trabajo. También, en nuestro grupo queremos incorporar mujeres, ya que la mayoría de los orfebres de Nicaragua son hombres.

Desde tu punto de vista, ¿qué es lo innovador para vos en la joyería?

En la joyería como en todas las ramas del arte, siempre se está innovando. Ahora existe lo que le llaman la joyería 3D que gran parte es realizado en el diseño de una computadora y luego una máquina termina el trabajo, también se utiliza mucho el corte de las piezas y calado de estas con láser.

¿Qué aconsejás a otras mujeres para que se decidan a emprender?

Que se animen a hacer realidad sus sueños, sus ideas de negocios, que caminando se va encontrando el sendero con sus aciertos y desaciertos. También  hay que estudiar, informarse, buscar grupos que ayuden a las pequeñas empresas. Todo es trabajo duro y constante.

¿Cómo valorás el mercado de la joyería aquí en Nicaragua? ¿Tiene impulso?

Creo que el mercado de la joyería hecha a mano por diseñadores nicaragüenses ha venido creciendo. Desde mi experiencia, puedo decir que sí, he analizado que hay aceptación entre la gente, quieren realmente pagar el precio que cuesta una joya, pienso que estamos demostrando que estamos haciendo joyería de calidad.

¿Qué proyectos tenés a futuro?

Ahorita estoy trabajando en un plan de negocios que me guíe para alcanzar mis nuevas metas y hacer crecer el negocio. Otro proyecto que ya casi está listo es tener un pequeño estudio-oficina, donde atenderé a mis clientes, en el que podrán ver mis joyas, y el cual podrán hacer sus pedidos especiales.

Aparte de la joyería, ¿considerás que tenés otro talento?

Me gusta mucho la fotografía, creo que es un gran complemento para mi trabajo y estoy tomando clases de fotografía profesional para poder tener mejores destrezas con la cámara y mostrar imágenes de calidad en las redes sociales.

¿Cuál es el compromiso de Karla Castillo Joyería con las mujeres?

Mi marca está muy comprometida con el empoderamiento de las mujeres, yo trabajo con una ONG de mujeres en la Playa El Tránsito. Aquí, las mujeres hacen las bolsitas en donde entrego a mis clientes las joyas.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus