• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Como su nombre lo indica, “romántico”, alude a imaginarnos en un contexto sutil, sensible y sentimental. En términos de moda y belleza, cualquier mujer que decida optar por un look romántico, ya sea para llevarlo en su vestimenta o en su maquillaje, se verá dulce, sensual y tierna a los ojos de los demás.

En esta ocasión, nos centraremos en abordar el tema del maquillaje romántico, cuyo estilo encaja a la perfección para lucirlo en una boda, o bien, para demostrar inocencia en una cita, ya que aporta una apariencia delicada. La estilista profesional Xenia Ubilla Morgan, de Sofia´s salon, en Masatepe, Masaya; expresa que el maquillaje romántico puede utilizarse tanto en el día como en la noche, aunque destaca que es mejor dejarlo para ocasiones especiales.

Básico

La experta recomienda que antes de maquillarnos, un punto esencial en el ritual de la belleza es preparar nuestra piel, ya que de esto dependerá el acabado de nuestro maquillaje. . Si la piel es seca, habrá que hidratarla; si se trata de piel grasa, se tendrá que controlar el brillo de esta. Luego, se procede a usar una prebase y base adecuada también a nuestro tipo de piel.

Las claves para lograr un maquillaje romántico, dice Ubilla, es tener en cuenta qué es lo que se desea reflejar y adecuarlo a la ocasión. “Como hablamos de un maquillaje sutil y de sensación dulce, no se deben utilizar colores fuertes ni llevar los labios de colores metálicos, así como tampoco se deben dramatizar los ojos para no endurecer la mirada”, señala la experta. Al contrario, afirma que debemos saber utilizar bien nuestros productos, enfocarnos en la luminosidad debajo de las, cejas, en la zona de las ojeras, barbilla y un poco en nuestra nariz oscureciendo las aletillas de esta; además de resaltar nuestras pestañas para reflejar una mirada inocente, pero llamativa.

Los materiales

Los productos aliados para recrear un maquillaje romántico serán una paleta de sombras preferiblemente en tonos mate y pastel, asimismo labial y rubor de color muy suave, los cuales deben ser aplicados de manera muy sutil; también es necesario contar con un trío de paleta de corrección que contenga iluminador. En este maquillaje, los protagonistas serán nuestros ojos, los cuales deberán verse grandes; cuyo efecto se trabajará a través de la mirada. Si bien los ojos no llevarán mucho color, la mirada se destacará aplicándole mucha máscara de pestañas, peinándolas desde la raíz hasta las puntas en forma de zigzag.

Procedimiento

Ubilla explica que para este tipo de maquillaje debemos de tener en cuenta el reflejo de la sencillez y dulzura, así que deberemos utilizar los colores mate pastel en pocas cantidades. Luego identificar nuestro tipo de piel, limpiar e hidratar, proceder a utilizar una prebase y base acorde a nuestro color y obtener una armonía en todo. Si tenemos brochas, excelente, si no bien podemos valernos de nuestra yema de los dedos, dando pequeños golpecitos y luego arrastrando por todo el rostro hasta que este quede uniforme.

Acto seguido, procederemos a aplicar la sombra, ya sea rosa pálido, violeta o naranja, recordando que será en muy pocas cantidades. Después, maquillaremos nuestras cejas, iluminando debajo de ellas, delinearemos con un trazo muy fino lo más cercano a las pestañas, y en la parte inferior utilizaremos un delineador en tono café. Hecho esto, sigue la aplicación de la máscara de pestañas, tanto en las superiores como inferiores, nuestro rubor sigue en la lista, para los labios lo ideal es optar por un gloss rosa o bien un labial de tono muy inocente y por último, iluminar de forma sutil nuestro rostro en puntos específicos.