•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Todas amamos un cutis sano, sin manchas, granos y principalmente limpio, aun con maquillaje, nuestro cutis puede evidenciar qué tanta atención le ponemos. La facialista Carmen Montalbán, explica a la revista española Cosmopolitan que el primer mandamiento de la piel que hay que cumplir a rajatabla es limpiarla en profundidad cada día; un paso necesario para que los cuidados posteriores sean realmente efectivos. ¿Querés hacer brillar tu rostro? La esteticista apunta cinco gestos que debés incorporar a tu rutina cada mañana para presumir de una piel bonita y cuidada:  

1Limpiala: ¡Trillado!, tal vez sí, sin embargo es la única manera en la que eliminarás todos los residuos de los productos que te aplicaste antes de acostarte, así como la propia grasa de la piel, pues su secreción se incrementa mientras dormimos. 

2Tonifica: Montalbán sostiene que el tónico elimina los pequeños residuos, neutraliza la acción del agua sobre el cutis, restaura el ph de la piel y la prepara para recibir los cuidados posteriores.

3Masajea: Mimar tu cutis es un deber con pequeños toquecitos en las sienes y en el contorno de los ojos lograrás descontracturar los músculos de la zona. Ascendé a las cejas levemente, “de forma que el entrecejo se vea estirado y no te olvides de aplicarte la crema hidratante de dentro hacia afuera y de abajo hacia arriba, para conseguir un efecto buena cara”.

4Hidratar. Dependiendo de tu dermis, elegí un hidratante que su fórmula contenga antioxidantes. Y para disimular las líneas de expresión, busca una que esté enriquecida con Factores de Crecimiento Epidérmico (EGF) y de Crecimiento del Fibroblasto (FGF); pues estas activan la regeneración celular y difuminan las líneas de expresión.

5Proteger. “Los rayos UVA-UVB queman e irritan la piel, siendo los grandes causantes del envejecimiento de la misma; por lo que es primordial que la crema de día incluya SPF o, de lo contrario, tendrás que aplicarte un protector solar después de la misma. Esto hay que hacerlo aunque esté nublado o no vayas a tomar el sol directamente”, advierte Montalbán.