•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Incorporar el primer o prebase a tu rutina diaria te ayudará a mantener increíble tu maquillaje, y es que la prebase ya se ha vuelto esencial en la rutina de muchas mujeres. Sin embargo, su único beneficio no solo se remite a mantener nuestro maquillaje intacto durante más tiempo, sino que esconde otras bondades que la maquillista profesional Arelly Mendoza nos detalla a continuación.

Menos es más

Una regla que puede aplicarse a casi todo en cuestión de maquillaje es que menos es más. No necesitás aplicar demasiado primer para lograr resultados. Una gota pequeña (similar a la que usás para las cremas de ojos) es suficiente, ya que si te excedés puede que se acumule debajo de tu base.

Jugá con el color

Al igual que el corrector, existen prebases con tinta que pueden ayudarte con diversos problemas. Existen fórmulas rosas que harán brillar tu rostro, verdes que servirán para cubrir rojeces y lilas que ayudarán con las pieles amarillentas.

Para pieles con acné

Si tenés acné es probable que comprés maquillaje con mayor cuidado que las demás. Existen prebases que contienen ingredientes que combaten el acné, por lo que no es necesario saltarlo en tu rutina, solo buscá aquellos que tienen estas fórmulas especiales.

Usala en tus labios

Sí, también existe prebase para labios. ¿Su principal función?, evitar que el labial se difumine y vaya perdiendo color. Al usarlo, ayudarás a mejorar ese labial que tanto amás pero que se desvanece después de beber o comer algo.