• |
  • |
  • Edición Impresa

La coloración uniforme pasó a la historia. Cada vez se imponen más las tendencias de tonos degradados, esos que no solo logran iluminar el cabello sino que también crean una armonía entre tu tono de la piel, el color de tus ojos y hasta los volúmenes de tu corte.

Y es precisamente esa la ventaja del balayage, una de las tendencias favoritas de las gurús de belleza. Dentro de este estilo de coloración hay diversas versiones: están las babylights (mechas pequeñas y ultrafinas), ombré (el color se va desvaneciendo desde la raíz hasta la punta), shatush (las raíces quedan más oscuras, se parecen a las californianas pero con un efecto más natural), sunkiss (conseguirás aclarar tu color 2-3 tonos para aportar más luz)…

Ossiel Herrera, estilista y diseñador de imagen, dice que el balayage “es una tendencia que consiste en crear un estilo de iluminación en degradado para lucir un color fresco y difuminado. Y lo mejor es que te crea un look moderno que cualquier mujer, independientemente del tono de su cabello o piel, puede adoptar”.

El también director del Fashion Week Nicaragua explica que al hacer este diseño de color lo fabuloso es que podés jugar con los tonos, te permite hacerte rubia sin dejar en evidencia que no lo sos, trabajar bases chocolates con baby lights o color caramelo y hasta podés crear colores exóticos muy sutiles.

Las mechas balayage se realizan con pincel y a mano alzada. Por ello, tienen la ventaja de que dan un aspecto mucho más natural a tu pelo y permiten al colorista aplicar el tono solo donde lo necesita tu melena, pudiendo jugar con puntos de luz allí donde van a dar más fuerza y movimiento en conjunto.

¿Importa la longitud del cabello?

Lo ideal es tener al menos una melena media para lograr una degradación óptima del tono; no obstante, el balayge es ideal para cualquier melena y el efecto es de revista, cuando se tiene un cabello con ondas.

Sobre el balayage

La ventaja de este tipo de coloración es que no necesita retoques en la raíz. “El balayage no crea efecto raíz. Lo más bonito de esta técnica es que no se ve dónde empieza la mecha y dónde termina”, apunta a la revista Vogue Daniele Sigigliano, director creativo de Blow Dry Bar.

“Con esta técnica se puede elegir dónde, cómo y cuánto se quiere aclarar el pelo y conseguir una melena natural y duradera en el tiempo. Yo suelo difuminar el color en la raíz, justo medio tono más claro, y progresivamente aumento la intensidad hasta llegar a 3 tonos en las puntas para un efecto natural o 5 para un resultado más intenso”, añade el experto de Blow Dry Bar.

Cuidados

Herrera destaca que aunque no es una tendencia agresiva para el cabello, es importante siempre usar los productos que te recomiende tu estilista para mantener el color y reparar las puntas si es necesario.

“Hoy día hay una novedad para cuidar la decoloración del cabello es el lisaplex un producto que nutre, repara el cabello, pues a porta los aminoácidos y proteínas que pierde cuando estamos sobre un proceso químico”, señala.

El proceso dura aproximadamente dos horas en melenas XXL. Así que si estás deseando un nuevo look y necesitás mimarte un poco, el balayage es la técnica ideal para consentirte una tarde en el salón.