•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Para la base, seleccioná aquellas que sean ligeras y líquidas, que generen luz, porque estas dan un terminado liso que es lo que básicamente se pierde con los años. Para los labios, hay que trabajar con tonos claros, rosas y mate; no usar tonos rojos ni naranja porque estos labiales hacen que el contraste haga ver la dentadura manchada.

El rubor se aplica haciendo énfasis en la parte superior del pómulo, ya que de esta forma se logrará levantar las mejillas, hay que usar tonos claros y que vayan en armonía con el color de la piel. Con el paso de los años solemos perder la línea que demarca los labios, lo indicado es usar un delineador de labios para hacerla regresar.