•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Crear es realmente un don que puede ayudarnos a crecer tanto personal como profesionalmente. Algunos somos conscientes del potencial que tenemos, mientras que otros lo descubrimos en el camino, cuando la vida nos pone enfrente retos y obstáculos que debemos vencer.

En Nicaragua, hace una década una ingeniera agrónoma que se encontraba desempleada, pidió a Dios que le iluminara qué podía hacer para llevar un ingreso a su hogar y encontró respuesta a su plegaria cuando empezó a crear un nacimiento con cartón y unos trozos de tela.

El primer nacimiento que Dora Susana Castro elaboró fue de cartón forrado con yute, logró venderlo y la producción no se ha detenido desde entonces.

El éxito de esta creadora nicaragüense radica en que  utiliza materiales nacionales y también poco comunes para la elaboración de sus piezas que varían tanto en diseño como en tamaño.

¿Cómo nació Terranica Artesanos?

Nació en 2007, como fruto de una oración. Mi esposo y yo estábamos desempleados. Una amiga, Juanita Bermúdez, de Galería Códice, le preguntó a él que si yo quería trabajar en la galería y dijimos que sí. Luego de ver tanto arte y de observar cómo profesionales de diversas carreras hacían arte, reflexioné que yo, siendo ingeniera también podía hacer arte y aportar algo a Nicaragua. Al llegar a casa oré y pedí una luz para crear algo que me permitiera tener un dinero extra. De repente se me vino la idea de hacer un nacimiento. Me puse con pedazos de tela a hacer la simulación y se lo presenté a mi esposo y él lo comprendió. 

Empecé a inventar un molde para sacar el primer nacimiento, les puse carita de manta, pelito de lana, con yute y cartón. Lo llevé a Códice, iba temblando de nervios y me dijeron que lo pusiera a vender.  Estaba emocionada y finalmente se vendió en octubre y de esa fecha a diciembre de 2007 vendí 7 nacimientos. Con esa venta compré los regalos de Navidad y compré los pasajes para ir a Estelí.

¿Cómo le fue el siguiente año?

Pasé pensando todo el año qué iba a hacer. Empecé a inspirarme, siempre en Códice, del arte y de los materiales que había ahí, entonces empecé a explotar el potencial que Dios me regaló. Me di cuenta que podía crear más nacimiento y sentí que el señor me llamaba a evangelizar  promoviendo el sentido de la familia, porque soy defensora de la vida y de la familia, sobre todo ahora que se promueven otros conceptos de familia y en los que hay mucha ruptura del núcleo.

Volviendo a la pregunta, en 2008 vendí 88 nacimientos, al siguiente año 280, después 500, luego 800 y hasta 1,000.

¿Cuánto tiempo dedica a la elaboración de los nacimientos?

Me doy un respiro de un mes , y ya en febrero empiezo a trabajar. Estoy siempre pensando en qué nuevo puedo crear, porque lo mío es innovar, estarme reinventando. Pruebo nuevos materiales, nuevos diseños, me gusta ser original. 

Uso jícaras, pita, yute, pino, madera, las caritas son de cedro, trabajo con los mejores artesanos de Nicaragua para vender nacimientos de calidad. Diseño y trabajo a la par de los artesanos, le doy empleo indirecto a 10 artesanos.

¿Desde cuándo está elaborando árboles de Navidad?

Desde hace tres años los hago en miniatura y hace dos años empecé a hacer de 1.40 metros.

¿Hace algún otro tipo de artesanía?

Sí. Trabajamos lo que llamamos productos utilitarios, que son juegos de café, juegos para té, bandejas, bolsos, sombreros y otras cosas que andan en la mente y que no han logrado salir por falta de tiempo.

¿Tiene una tienda física o solo online?

Tengo la tienda on line con la marca Terranica Artesanos, pero en enero le cambiaremos el nombre a Terranica Arte Rústico, con el lema “De Nicaragua para vos”. El 95% de los productos nuestros se exportan. Vienen coleccionistas, atendemos personas desde las más humildes hasta las personas con mayor poder adquisitivo, a todos los atendemos por igual. Tenemos presencia en 11 tiendas en Granada, Masaya, León y Estelí.