•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El cabello desfibrado tiene un aspecto opaco y sin luminosidad. Además deja ver un daño o deterioro del tallo visible macroscópicamente.

Las causas que llevan al problema del desfibrado del cabello pueden ser de origen endógeno o exógeno.

Una alimentación desequilibrada, el estrés sicológico, las diferencias genéticas y los problemas de tipo hormonal son causas de tipo endógeno. Una excesiva exposición al sol, la contaminación atmosférica y los tratamientos tricológicos cosméticos agresivos y frecuentes son causas de tipo exógeno. 

Normalmente el cabello suave y fino se desfibra más rápido y fácilmente que el grueso y resistente, ya que su estructura queratínica es menos compacta y resistente.

El cabello seco y fino, al estar menos lubricado por la ausencia o la reducción de la grasa sufre con más facilidad los daños de los agentes externos y, por tanto, se desfibra. Entre los cabellos desfibrados podemos contar con las puntas abiertas, cuyo tallo resalta una grieta en la parte terminal (las puntas). Para comprender el proceso de deterioro y de desfibrado del cabello es importante conocer su estructura.

La sección horizontal del cabello resalta la presencia de tres extractos concéntricos denominados médula, corteza y cutícula. La cutícula, que forma el extracto más externo, está formada por astillas de queratina (65-95%) superpuestas las unas sobre las otras.

Estas forman un escudo duro y tenaz cuya función es proteger el cabello de los agentes externos, químicos y ambientales.

Visto en el microscopio, el cabello desfibrado muestra la ausencia de la cutícula. Sin cutícula, el cabello se atenúa, haciéndose más débil y frágil.

Todo esto supone el deterioro de la estructura de queratina (microfilamentos compactos) que constituyen la corteza del cabello. El cabello que se encuentra en estas condiciones y que es sometido a un tratamiento tricológico y cosmético agresivo termina deteriorando y estropeando la cohesión y la compacidad de la corteza, haciendo que el cabello esté desfibrado y que se rompa y caiga fácilmente. 

En presencia de cabello desfibrado es necesario evitar peinarlo fuertemente, someterlo a tratamientos químicos, tintes, cardados, oxigenados, excesiva exposición a los rayos del sol y a otros tratamientos agresivos. Estos métodos dañan mucho el cabello, ya que destruyen la estructura queratínica y empobrecen el tallo del cabello de los aminoácidos sulfurados necesarios para fortalecer y hacer más resistente el cabello. Estas costumbres sirven para evitar desfibrar todavía más el cabello, pero no representan en sí un tratamiento si el cabello ya está estropeado. Si el cabello ya está desfibrado es necesario actuar identificando y eliminando las causas. 

Una vez excluidas las situaciones que requieren una competencia médica, en la mayoría de los casos se puede intervenir en el cuidado y en la prevención del cabello desfibrado, modelando un tratamiento para cabello según las especificidades y características personales del cabello desfibrado en examen, utilizando productos tricológicos a medida y permaneciendo atentos para evitar comportamientos que pongan en peligro o riesgo la salud del cabello.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus