•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Un baño relajante exige leche, miel o jengibre. “Hay una serie de productos que benefician a la piel y favorecen la relajación cuando nos bañanos con ellos, son ingredientes que se suelen utilizar en la cocina y mejoran el estado de salud tanto por dentro como por fuera”, explica Toñi Leal, Wellness Personal Assistant de Royal Hideaway Sancti Petri. Cleopatra se bañaba en leche de burra para cuidar su piel, “desde entonces, el baño ha evolucionado y son cientos los rituales que existen”, dice  Leal.

Jengibre

El jengibre no puede faltar en la despensa. En infusiones, mejorará el estado de la garganta, posee efecto detoxificante y aumenta las defensas. El baño sirve para calentar el cuerpo, de hecho, se suda bastante al añadir el jengibre. “Si se envuelve en una sábana inmediatamente al salir de la bañera, se puede continuar desintoxicándose a través de la transpiración durante otro par de horas.

Leche

Ingerida, la leche posee numerosos beneficios que todos conocemos, pero en una infusión con té, además, puede favorecer nuestro estado de ánimo. La leche proporciona humedad a la epidermis y puede ser un buen calmante para las quemaduras de sol, además de un remedio natural para revitalizar la piel seca. De dos a cuatro tazas de leche entera serán suficientes, recordando que cuanto mayor contenido graso será mejor para la piel, proporcionando efectos nutrientes de larga duración.

Aceite de oliva

Una infusión con hojas de olivo será muy beneficiosa como antiedad, ya que es rica en polifenoles. Además, es antioxidante y favorece la presión arterial. En cambio, el aceite de oliva en el agua del baño es muy nutritivo para la piel y es perfecto para épocas de cambio estacional, cuando sus niveles nutricionales pierden equilibrio.

Harina de avena coloidal (avena Sativa)

Es una avena natural, sin añadidos, que se ha molido en un polvo muy fino. Cuando se utiliza correctamente en un baño, la harina de avena coloidal puede aliviar la piel seca, picazón o inflamaciones. Es un remedio totalmente natural para el eczema, picaduras de insectos, la varicela e irritación por plantas como la hiedra venenosa. La harina de avena coloidal tiene propiedades naturales contra la comezón que reducen los niveles de pH de la piel irritada, reduciendo así la necesidad de rascarse.

Manzanilla

Posee propiedades sedantes suaves, por lo que se va a convertir en una buena aliada para combatir el estrés y mejorar nuestra digestión. Podrás preparar una manzanilla y combinarla con una sesión de Spa DIY Deberás llenar la bañera con agua caliente y añadirle al agua una infusión fría de manzanilla, que habrás preparado añadiendo 3 o 4 cucharadas de flores de manzanilla a medio litro de agua hirviendo. Cuando se sumerja en la bañera, sentirá cómo se desvanece el estrés al tiempo que la piel se perfuma deliciosamente.

Cítricos, sal y café

Para eliminar el cansancio y reactivar los músculos, ningún mejor aliado que el café. Este ritual, con tiempo, será la mejor opción para esas mañanas que nos sentimos bajos de actividad y poco preparados para afrontar el día. “Mientras se toma un café, que aumenta la presión sanguínea, reduce el riesgo de desarrollar una enfermedad cardiovascular y previene posibles infartos, disfruta de un baño preparado con la siguiente mezcla: tres tazas de sal y una taza de café, después  hará falta una taza de leche en polvo, un limón y una naranja”, recomienda la experta en belleza.

Miel

El componente perfecto para combinar con un té o leche caliente por su aporte de minerales y su capacidad antiséptica y cicatrizante. Con aceite, por otro lado, en el baño ayuda a que este se mezcle con el agua en lugar de que flote en la parte superior. La miel posee propiedades cicatrizantes.

Baño y copa de vino

El plan ideal para después de una larga y cansada jornada de trabajo. El vino puede resultar tremendamente positivo en su justa medida, ayudándonos a perder peso, mejorando nuestra actividad cerebral, aumentando nuestras endorfinas, optimizando nuestra salud dental y reduciendo el colesterol. Pero, si además se incluye en el baño relajante, mejor. Añada 4 tazas de vino tinto y una taza de miel a la bañera, que tendrá preparada previamente a unos 37º. Las propiedades de este baño estimularán la producción de colágeno y elastina de la piel, combatirá el envejecimiento gracias a los polifenoles.

Bañera con pétalos de rosa

Las rosas no solo tienen un aroma exquisito, además reaniman la piel cansada y son ideales para los mejores momentos románticos, algo que viene siendo tradición puesto que su aroma es afrodisíaco. ¡Todo tiene sentido!

Se debe preparar el baño a unos 37º y añadir cuatro gotas de esencia de rosas al agua y pétalos de rosas para cubrir la superficie. Es el ingrediente perfecto para las pieles más sensibles o secas. Es un gran depurativo y supone un aporte de vitamina C.

Además, mejora nuestra capacidad respiratoria y es un gran antioxidante, beneficios que serán perfectos tanto para nuestra piel como para nuestro organismo en una deliciosa infusión.