•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Jimena del Pilar Rivera es una estilista que desde hace 21 años se dedica a embellecer a sus clientas.

Su historia es bastante particular, porque eligió trabajar en el ámbito de la belleza porque le hacía falta cabello y tenía la segunda por las ojeras que en ese entonces presentaba.

“A raíz de estas circunstancias yo quería hacer un cambio en mi imagen, fue en ese momento cuando descubrí que con un poco de maquillaje y un buen corte de pelo podía mejorar mi presentación y que también podía lograrlo en otras personas” contó Jimena.

Pero hubo una fuente más que la motivó a incursionar en el mundo del estilismo, esta es una persona muy cercana a ella: “tengo una tía que se dedica al mundo del estilismo y al ver su elegancia, su entusiasmo, la energía que ella podía transmitir y la satisfacción de las personas proyectadas en un simple cambio de look me motivé más, porque yo también quería hacer lo mismo”.

Preparación profesional

Rivera tuvo un comienzo muy motivador y no tan fácil. “Recuerdo que inicié asistiendo a un estilista y con los consejos de mi tía, porque mi economía no me alcanzaba para costear los gastos de una academia profesional.

Inicié pasándole las trabas, pero al cabo del tiempo, cuando tuve la oportunidad de estudiar en los Estados Unidos me preparé profesionalmente en el ámbito del maquillaje, trabajando por 8 años con algunas líneas cosméticas de ese país, también trabajé y reforcé mis conocimientos en España”, recuerda. 

Asimismo, señala que no olvida que lo que más le ayudó fue que tenía ganas de aprender y lo sigue haciendo, pues las diversas líneas de belleza con las que trabaja se encargan de fortalecer sus conocimientos y en ocasiones viaja a otros países para adquirir más experiencia.

Su vida en familia 

El tiempo con su familia es lo más valioso “actualmente me encuentro soltera soy madre de dos hermosos hijos y el tiempo libre que me queda se lo dedico a ellos con detalles importantes y hago que cada minuto valga como un día”, expresó.

“Principalmente tenés que ser apasionado, creativo y comprensivo porque debés entender que las personas no buscan solamente un cambio de imagen, sino que quieren proyectar su estado real de ánimo”, concluyó Rivera.