•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Lograr la rutina de belleza perfecta puede parecer todo un reto, pero limpiar, hidratar y tonificar no tiene por qué ser tan difícil. La clave para lograr el rostro perfecto está en usar un sérum, por eso en base al sitio web Glamour te decimos todo lo que necesitás saber sobre este producto mágico. El sérum es un concentrado mucho más efectivo que las cremas humectantes, su textura es más ligera y fácil de absorber. Un sérum revitaliza, hidrata, suaviza, reafirma, ilumina y repara la piel.

En sus comienzos, el sérum se presentaba más bien en estado acuoso, en la actualidad, también se presenta en forma de gel o emulsión, lo que permite combinarlo con otras sustancias que potencian su efectividad.

¿Cómo usarlo?

Aplicalo después de limpiar tu cutis. Debés asegurate de esparcirlo bien para no quedar con una sensación grasosa. Usarlo por la noche es más conveniente ya que es cuando las células se regeneran. Agregalo a tu rutina de belleza a partir de los 30 años que será cuando logrará mejores resultados. Existen diferentes tipos de sérum que van de acuerdo a tus necesidades. Lo más importante es que probés varios para saber cuál va mejor con tu piel. 

El sérum debe ser aplicado a través de un masaje. Este consiste en aplicar una gota de producto y distribuir con ambas manos desde dentro hacia fuera del rostro, con movimientos largos y ligeramente ascendentes. Es importante tener en cuenta que el sérum no debe ser un sustituto de las cremas, sino más bien un complemento, ya que no protege a la piel de las inclemencias o variaciones del clima. Así que después de aplicarlo, podés complementar con alguna crema para los ojos o un tratamiento hidratante. 

¿Hay riesgo de intolerancia?, existe un problema asociado a la alta concentración de activos y es que, en ocasiones,  puede causar irritación en pieles sensibles. Actualmente ya existen diferentes marcas con productos adaptados a este tipo de pieles. Atrévete a usarlos, tu rostro se verá mejor que nunca.