•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

1Contratá a un maquillista y estilista de cabello que lleguen adonde te arreglés

Si tu presupuesto lo permite y podés, hacelo.  Así no tendrás que preocuparte por llegar a ninguna parte a primera hora de la mañana para estar lista a tiempo. ¡Solo relajate y disfrutá! 

2Invertí  en un buen fotógrafo

Es cierto cuando te dicen que será lo único que te queda después de tu boda. Así que te recomiendo revisar bien tu presupuesto y contemplá un gasto extra para un fotógrafo que te guste y sea de tu estilo.

3¡Tener un “Plan B” en caso de que llueva!

El clima es impredecible, no querrás que la fiesta acabe porque no contrataste a tiempo un toldo, o porque el agua se metió y el piso está resbaloso. Esto puede afectar mucho el ambiente de la fiesta.

4Disfrutá tu día tanto como sea posible

No corrás ni te estresés por imprevistos que sucedan, disfrutá. ¡Pasa tan rápido!

5Asigná a alguien para asegurarte de que comés

Conozco a mucha gente que no hace eso y solo come 2 bocados y ni siquiera llega a probar su pastel de bodas. (Casi nadie lo llega a probar)

6Olvidate de los “tengo que invitar a…”, “Es que me invitó a mi”

Si no te gusta, no lo hagás. Invitá solo a gente que realmente amés, no te preocupés por toda esa gente que pasan los años y cruzan pocas palabras, ellos comprenderán y al final ¡ni les importará!