•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En el maquillaje, los cosméticos vienen en diferentes presentaciones, en texturas que van desde cremas, barras, líquidos, hasta en polvos, y es sobre este último del que te vamos a hablar retomando una publicación del sitio web de la revista Glamour. A continuación te indicamos qué productos de maquillaje podés encontrar en la presentación de polvos, y para qué casos debés utilizarlos para que los aprovechés al máximo.

Polvo compacto

La finalidad de usarlo es emparejar el tono del rostro y por eso, es importante encontrar el color que más se asemeje al de tu cara. Te recomendamos utilizarlo como base si tu piel es grasa, especialmente en la zona T para combatir el brillo. Si vas a cubrir alguna imperfección, hacelo con una brocha a ligeros golpecitos para no barrer todo el maquillaje. Como tip, si has puesto base líquida previamente, te sugerimos usar polvo traslúcido en lugar de polvo compacto para que tu maquillaje se vea menos cargado.

Iluminador

Llevarlo es la tendencia del momento y la forma más sencilla de experimentar con él es buscar un iluminador con tonalidad neutra y aplicarlo con una brocha de abanico para resaltar las zonas altas de la cara como los pómulos, el puente de la nariz, el arco de cupido y debajo del hueso de la ceja. Apostá por más intensidad poco a poco, hasta lograr tu look deseado.

Bronzer

Le da un aspecto radiante y tostado a la piel, además de que nos ayuda a definir el rostro. ¿Dónde aplicarlo? En los laterales de la frente, debajo de los pómulos y de la mandíbula. También podés ponerlo en los costados de la nariz para hacerla ver más fina. Recordá que lo más importante es difuminar para conseguir un acabado natural.

Blush

Es el toque de color perfecto para darle vida al rostro, solo hay que aprender a jugar con él. Lo mejor es tomar un poco del polvo con una brocha grande, golpearla para sacudir el exceso y después difuminar desde las mejillas hacia lo largo de los pómulos para no dejar trazos marcados. En el maquillaje siempre es preferible ir de menos a más, aplicar poco producto de inicio e ir subiendo de intensidad con más capas.

Traslúcido

Su textura es más ligera que el resto de los polvos, por lo que es ideal para retocar el maquillaje durante el transcurso del día. Este sirve muy bien para sellar los productos en crema, ya que prolonga su duración en el rostro y deja un acabado saludable y semimate.