•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El color negro evoca la fuerza y el poder, y tiene la capacidad de transformar; lo que nos da una idea de que es el tono ideal para una mujer de carácter firme. Y si se trata de llevar este color en la cabellera, vale la pena tomar en cuenta algunos requisitos, debido a que el tinte negro exige el uso de coloraciones permanentes y el retoque regular de las raíces.

Según explica Xenia Ubilla, estilista profesional de Sofía Salon, en la cartilla de colores de los tintes, generalmente los negros son azulados o avioletados, siendo estas opciones, la intensidad de color más alta que hay. La experta asegura que el tinte negro sí hace una gran diferencia en el cabello, pues lo resalta más y luce más profundo.

¿A quiénes les va?

“Generalmente las mujeres latinas no tenemos esa pigmentación tan negra en nuestro cabello, que es la número uno, para decir que es nuestro tono natural. Nuestro pelo se inclina más por un castaño oscuro, no negro profundo, que es el que predomina en las personas asiáticas”, refiere Ubilla. Las mujeres trigueñas o morenas son a quienes más favorece este color, que les está permitido llevar hasta los 30 años, ya que después de esa edad, la recomendación es subir un poco el tono (apostar por colores claros) para no verse con más años y en su lugar, reflejar frescura y darle más luz a la apariencia del rostro. En cambio, el tono negro en las mujeres blancas les da rigidez en el rostro, le suma años y las hace ver un tanto aburridas.

La estilista señala que decidirse por tinturar el pelo en negro es una decisión muy importante, siendo una razón que con el tiempo tiende a volverse un tanto aburrido, quizás por ser un color tan neutro.

A lo anterior se puede sumar que al momento de querer realzar un peinado, por muy de gala que sea, el estilista no logra dar con facilidad la apariencia deseada, es decir el peinado puede no destacar. Una mujer que lleve este tinte por lo general tiende a verse seria o formal. 

Las mujeres que cambian de opinión a menudo no pueden tinturarse el cabello en negro porque este tono no es tan fácil de cambiar, lo que podría causar daños. Este color se adhiere a la hebra y a la cutícula, penetra hasta la corteza del cabello porque es el tono más cercano que hay a nuestro tono natural, Ante cualquier duda, lo más adecuado es dirigirse a un profesional para hacer el cambio. De ahí que este tono sea el indicado para aquellas mujeres que estén seguras de querer llevarlo por un buen tiempo y que se comprometan a cuidar de su cabellera como debe ser.

Cuidados

Si ya estás segura de tu decisión o de hecho ya llevás el negro impregnado en tu melena, entre las recomendaciones que brinda Ubilla es el uso de un champú específico para este color, que contenga melanina.

La tinturación del champú puede ser azul oscuro o bien negro, esto aporta a que el color permanezca y que en pelo no se vean manchas entre su tono natural (crecimiento) y el negro oscuro (tinte). Para que el pelo se mantenga brillante siempre se debe contar con tratamientos en casa a base de queratina, aceite de argán o colágeno, componentes que hacen que las vitaminas que el cabello pierde a diario por hacernos hasta una simple moña, se conserven y le aporten firmeza a la melena.  Los retoques, Ubilla los aconseja cada dos o tres meses para mantener el color uniforme.

Si vos decidís comprar tu tinte, la experta indica que se debe prestar especial atención a los ingredientes, que el producto tenga aceite de macadamia y queratina, vitaminas que van a contrarrestar el efecto agresivo del amoniaco y que van a aportar brillo y suavidad al pelo. Cuanta más lisa sea la superficie de tu cabello, más homogéneo será el resultado de la coloración. Un día antes de teñirte, aplicate una mascarilla capilar hidratante.