•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Una de las cosas que puede dar más pereza a la hora de comprarse ropa es probársela, sobre todo si no se cuenta con suficiente tiempo al momento de realizar las compras. Si detestás pasar por esto, te contamos que existen una serie de trucos, válidos tanto para hombres como para mujeres que te van a ayudar a saber si un pantalón es de tu talla sin necesidad de probártelos ni perder el tiempo en la tienda.

En líneas generales, todos sabemos qué tipo de prendas nos favorecen más. Si es cierto que, en función del tipo de tela, de tiro o de patrón; el pantalón o vaquero nos va a quedar mejor, existen algunos trucos especiales que tomamos como referencia de una publicación del sitio La Nueva España, y que te los compartimos para que los tomés en cuenta. Seguro que más de una vez te has cuestionado por qué si compras unos pantalones de una marca concreta utilizás una talla y si cambiás de firma, necesitás dos tallas más. La proporcionalidad de nuestro cuerpo, que es en lo que se basan los siguientes trucos, es la mejor manera de acertar con la talla de la ropa.

Acertar con la talla

Uno de ellos consiste en enrollar la cintura del pantalón o falda alrededor del cuello, como si se tratara de una capa. Si la cintura de la prenda cierra justo al perímetro, entonces has acertado con tu talla. Si no llega o sobra tela, vas a tener que escoger otra medida.

Otra manera de acertar con el vaquero o falda es de la siguiente forma: cerrá el puño y comprobá si tu antebrazo y el puño caben dentro de la cintura del pantalón. Si se ajusta al tamaño y no sobra tela ni tampoco falta, entonces es el pantalón o falda adecuada.

Otras consideraciones

Para acertar con una camiseta, debés coger la prenda de la costura de los hombros y llevarla hasta los tuyos, justo donde se unen con los brazos. Mantené la espalda recta y levantá un poco el pecho. Si te cuadra, es tu talla.

El antebrazo también nos sirve para medir el calzado: tan solo tenés que poner la suela encima de la parte posterior del brazo y ver si coincide. Normalmente la medida del antebrazo suele ser igual a la del calzado.

Si, por otra parte, querés saber si unos calcetines son de tu talla (este truco es idóneo para bebés o niños), enrollá alrededor la parte del pie del calcetín. Si la punta y el talón se tocan sin que tengas que tirar y no se montan los extremos, son de tu talla.