•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En omelet, estrellado, cocido, con tomate o con mil ingredientes más, el huevo es sin duda uno de los elementos infaltables en todos los hogares.

Sin embargo, más allá de su inconfundible sabor y de su versatilidad para ser preparado, el huevo también es conocido por sus propiedades beneficiosas para la piel y el cabello, en su uso cosmético.

Recurrimos a la estilista Elizabeth Chávez para que nos indicara algunas fórmulas de belleza que en nuestra casa podemos crear para consentir nuestra piel y que tienen como ingrediente principal el huevo.

“Algunas mujeres no consideran el huevo en sus rituales de belleza porque su olor es desagradable, pero realmente eso queda atrás cuando ven los resultados de los tratamientos, porque son eficaces y antiguos, en mi caso la mayoría de tratamientos de belleza con huevos los conocí no al estudiar estilismo, sino por medio de mi abuelita”, comparte la experta.

Asimismo, dijo que al mezclar el huevo con elementos como el jugo de limón su olor se neutraliza un poco haciéndolo menos desagradable.

A continuación Chávez nos comparte algunos de esos trucos de belleza que nacen desde el corazón del huevo.

Para la piel

“La cara es una de las partes que más cuidamos las mujeres, porque es sensible y delicada, pero también porque es nuestra principal carta de presentación, pues si andamos con acné o con la piel muy grasosa, no causamos una buena impresión que digamos, y con el huevo esos problemitas se solucionan”, indicó.

Para embellecer y tonificar el rostro la experta recomienda tomar la clara del huevo y batirla hasta que esté espumosa, llegada a ese punto se esparce con un pincel por todo el rostro. Una vez aplicado esperamos 20 minutos, en ese intervalo el huevo se seca sobre la piel y actúa. Pasado ese tiempo procedemos a retirar la mascarilla con agua tibia.

 “Esa mascarilla es espectacular y sobre todo que no necesita que la tengás mucho tiempo puesta, yo recomiendo usarla al menos dos veces en la semana”, aportó.

Además, asevera que el huevo también elimina las impurezas de la piel y comparte la receta: “hacemos una pasta con clara de huevo mezclada con 3 cucharadas de harina de avena, esta la podemos hacer licuando la avena en hojuela. Una vez que tenemos la mezcla la aplicamos por todo el rostro y el cuello. El escote también merece que le demos su cuidadita, porque debe ser piel homogénea con la del rostro. Esta mascarilla la dejamos en la piel por 15 minutos”.

El cabello 

Si por alguna razón estás perdiendo el cabello o lo tenés opaco, Chávez asegura que podés revertir este inconveniente con huevo y limón.

“Tomamos un huevo y lo batimos completo, a este le agregamos jugo de limón, que no sea una cantidad exagerada, mezclamos los dos ingredientes y el resultado lo echamos en el pelo. Lo dejamos actuar por una media hora, si quieren tenerlo puesto más tiempo no hay problema. Después lo retiramos con agua a temperatura ambiente”, indicó.

Si la lucha es contra el pelo graso, recomienda batir una clara de huevo y echarla en  todo el cuero cabelludo. Se deja reposar durante 30 minutos y luego se retira lavándose el pelo con el champú habitual.