•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Tinturar la melena es todo un compromiso, pero en especial hay tonos como el rojo que requieren de más cuidados para preservarlo y para que el cabello luzca siempre flamante.

Por tratarse de un color fantasía, la tonalidad roja se irá yendo poco a poco cada vez que se enjuague el pelo, pero no hay de qué preocuparse, bajo la asesoría de la estilista de Bliss Salón y Spa, Beatriz Gutiérrez, te compartimos en este artículo los cuidados básicos que toda pelirroja requiere.

“El rojo es fácil de aplicar siempre y cuando la mujer tenga una base natural, es decir que si tiene una base oscura, como el negro, no se podrá adquirir el tono rojo que se desea”, advierte la experta.

A esto agrega que las mujeres de pelo rojo, ya sea teñido o natural, requieren una coloración especial en los productos que usan, además de que deben hidratarlo y nutrirlo muy bien.

Para ello, deben cuidar su melena con la línea de champú, acondicionador y mascarilla. Realizarse masajes y aplicarse tratamientos es definitivo, por ejemplo, aceites como el de albaricoque o argán ayudan a mantener el tono más natural.

Evitar

La luz del sol puede decolorar el color del cabello rojo en un abrir y cerrar de ojos, esto pasa porque la feomelanina (pigmento que da los reflejos rojizos) tiene tendencia a deteriorarse más rápidamente en presencia de los rayos UV, así que la recomendación es evitar exponerse por mucho tiempo al sol; el mismo efecto ocasiona el cloro de las piscinas.

Otro punto es que el pelo rojo tiende a adquirir un tono naranja al cabo de unas lavadas, por lo que para evitar esa tonalidad desagradable hay que lavarse el pelo dos veces en la semana y no utilizar champú de manzanilla u otros tonos para pelo claro.

Importante es aclarar que la fricción es un pésimo hábito de lavado y secado, las fibras capilares nunca deben friccionarse entre sí; el lavado y la hidratación se deben hacer de manera vertical.

Para conservar toda su intensidad, la estilista aconseja aplicarse un tratamiento semanal, esto dependiendo de cómo esté el pelo: “si este está muy procesado, entonces dos veces por semana, pero si el cabello es resistente y tiene suficiente brillo, es suficiente una vez por semana o cada 15 días”.

Y para las mujeres que les gusta plancharse su pelo o usar secadora, es necesario aplicar productos termoprotectores para conservar la vitalidad el cuero cabelludo y evitar la aparición de puntas abiertas. Las melenas rojas pueden nutrirse con agentes grasos como el aguacate y el aceite de oliva.

El rojo es un tono fácil de aplicar y, si se desea una apariencia más natural, es importante buscar matices intermedios entre el rubio y el rojizo, perfectos para tonos de piel claros, mientras que para las pieles más oscuras el cobre es ideal. Por último, Gutiérrez aconseja visitar a la estilista una vez al mes para realizarse un baño de color.