• Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Un mal peinado puede engrandecer un “look” sencillo o echar a perder uno excelente. María Jesús Molinero, del equipo de formación de ghd, manifestó que las ondas siempre son una solución ideal para cualquier ocasión especial. Un “look” suave y sensual que se puede transforman con aderezos como horquillas con algo de brillo.

Además desveló uno de sus trucos para conseguir un acabado de peluquería. “Cepilla el cabello con el cepillo ovalado, no demasiado fuerte, para deshacer las ondas y conseguir un acabado al más propio estilo de Hollywood”.

La formadora también apuesta por una coleta rizada. “Es voluptuosa, texturizada en su parte posterior y mantiene el rostro despejado”, una solución ideal si quieres bailar sin parar toda la noche.

Trenzas, looks informales y desestructurados para bailar toda la noche.

Molinero explica que hay que recoger el cabello en una coleta baja, dejando algunos mechones sueltos en la parte frontal del rostro, para crear un efecto de peinado mixto. “Perfecto, tanto para dar un paseo como para una fiesta, utiliza accesorios para añadir un toque festivo al “look””.

Cortes midi y melenas largas

Por su parte, la responsable de formación de ReGenesis, Sara Díez, también apuesta por melenas con suaves ondas y con volumen, tanto en los cortes midi como en las melenas largas.

Para dar definición recomienda una espuma especial para cabello fino, ReGenesis Fast Absorbing Foam, de rápida absorción y nutrientes esenciales, además de fortificantes y extractos de plantas protectores.

Los estilistas de Toni&Guy diseñan un “look” romántico con ondas para lucir una melena resplandeciente y en todo su esplendor. “Nos gustan las ondas bien dibujadas y con volumen, ya sea en cabellos sueltos como recogidos. Una propuesta muy natural que favorece a todas las mujeres del mundo”, aseguran.

Para las más atrevidas, sin embargo, han diseñado un peinado “divertido, informal, con trenzas en las que se intercalan complementos textiles y con un resultado sorprendente, si se complementan con el color del vestido. Pelo y ropa, en este caso, se integran a la perfección”.

Asimismo, el estilista David Lesur, director de formación de David Künzle, rompe la tónica y apuesta por elegir este momento para lucir el cabello más corto, tipo swag, bob o incluso el pixie o al estilo garçon, siempre ideal para rostros ovalados “y rasgos finos, un corte que da un toque muy juvenil”.

Por otro lado, asegura que “las ondas han vuelto. De todo tipo y los bucles “wavy” muy naturales”. Según Lesur los flequillos se imponen largos y despeinados, ideales para aquellas que “tienen la frente grande”.

Para quienes quieran asumir los cortes y peinados más atrevidos propone los buns, el wet look y las trenzas, además de las coletas desestructuradas.

“El bun es un moño tipo bailarina que se puede hacer alto o bajo, pero mi consejo es no apretarlo demasiado. Me gusta más suelto, más salvaje y bohemio, para no aparentar una imagen demasiado estricta o estirada”, comenta el estilista.

Asegura, que pese a lo que pueda parecer, el “wet look” es un peinado fácil de conseguir y rápido. “Un toque chic y moderno, estupendo para evitar pelo encrespado y remolinos”. Para conseguirlo recomienda una laca sin gas y mucho sérum de brillo.

“El efecto húmedo garantiza no pasar desapercibida, sobre todo si te maquillas los labios con una barra de color rojo intenso”, indica Lesur.

Para él las trenzas, tanto en forma de espiga, de lado, planas, abiertas o desechas, forman parte de un look imprescindible de un día de fiesta. “Fundamental no dejar a un lado los accesorios”.

Y por último, si el color ha llamado a tu puerta, recomienda el cream soda, el ronze, el rubipo polar y las mechas shatush y balayage, para garantizar un cambio total.