• Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

El verano, además de sol intenso, trae consigo vientos y mucho polvo, agentes que dañan sobremanera nuestra piel y también nuestro cabello, por lo que se hace necesario tomar medidas de protección que nos permitan lucir una melena saludable y sobre todo hermosa.

Es hora de ponernos alerta así que seguí los consejos propuestos por el sitio www.mujerhoy.com y no castigués tu pelo.

1- Cortar las puntas cada dos meses. No importa si andás el cabello largo o corto, siempre es importante quitar al menos 5 centímetros de puntas para sanear los extremos y combatir la sequedad que se ceba en medios y puntas.

2- Tratamientos. Son necesarios los fortificantes y prohidratación. Todo dependerá de tu estilista, pero debés saber que existen tratamientos détox+fortalecedor, entre ellos el peeling ecológico, que ayuda a limpiar y detoxificar el cuero cabelludo y la fibra capilar; y, segundo, el protocolo Enlaces al agua, que multiplica los enlaces capilares de keratina del interior de la fibra capilar, protegiendo, reparando, nutriendo, fortaleciendo la fibra capilar.

3- Hidratación en la playa. Mantener el cabello hidratado en esta época del año es complicado por el exceso de sol, el cloro, el salitre o el viento, agentes externos que lo resecan. Para evitar castigarlo, un sencillo truco es aplicar un tratamiento hidratante antes de ir a la playa, de medios a puntas,. Lo más recomendable es dejarlo actuar todo el día, e incluso reaplicar tras los baños y sólo retirarlo, en la ducha, una vez finalizada la jornada.

4- No al peinado con raya. En la playa o en la piscina, evitá la raya, porque podés sufrir una quemadura en el cuero cabelludo. Debemos tener en cuenta que es la zona más vulnerable de nuestra cabeza y se potencia que los rayos de sol incidan justo “en la raya”. Por eso, la solución es evitarlas muy marcadas y tratar de peinar el cabello hacía atrás, que, además, mojado da como resultado un look muy veraniego.

5- Sí al pelo recogido. La playa o la piscina no es el mejor sitio para presumir de melena al viento. El exceso de sol castiga el cabello, así, que recogerlo es un otro truco infalible para protegerlo y, además de ser más cómodo. Se puede optar por muchos tipos de recogidos: moños, coletas y trenzas. Este último es el mejor para los baños, pues con ella se evitan enredos.