•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Desde que los labiales mate irrumpieron en el mercado de la cosmética, todas enloquecimos con ellos.

Haciendo un breve repaso por  la historia de los labiales, nos encontramos con que empezaron a ganar popularidad en el siglo XVI, durante el reinado de la reina Isabel I, quien puso de moda los rostros pálidos y los labios intensamente rojos. En ese entonces, los lápices labiales eran hechos con una mezcla de cera de abejas y pigmentos rojos de las plantas. Durante la Segunda Guerra Mundial, el uso del lápiz labial se masificó gracias a la industria del cine.

Volviendo a los mate, como su nombre lo indica, no tiene brillo o tiene muy poco, dando un look opaco a los labios. Su gracia radica en que una vez aplicado, el color dura mucho más que el de otro tipo de labial.

Sin embargo, no es tan sencillo aplicarlos, aunque creamos lo contrario. ¿Has notado que a veces se nota una diferencia aterradora entre el labio con pigmento mate y el resto de la boca? Eso es porque necesitás aplicar algunos trucos que descubrimos en el blog Mujer hoy y que te vamos a compartir.

1. Usar delineador ayuda mucho

El delineador te ayudará a limitar la zona en la que vamos a aplicar nuestro labial mate. Se puede usar tanto antes de aplicar el labial como después. Si el delineador  es realmente nude o del color del lápiz labial, podemos aplicarlo tanto antes – para delimitar – como después, para corregir. Ahora bien, si decidimos usar pincel de labios, el resultado será mucho mejor.

2. El tamaño sí importa

Está comprobado que el labial mate hace que la boca parezca más pequeña.  Por lo tanto, si tus labios no son tan prominentes, pensala bien antes de usar una pintura mate.

3. La calidad cuenta en el resultado

Marcas y fórmulas hay muchas. Algunas mujeres por comodidad recurren a labiales mate de bajo precio y olvidan que esto puede dañar no solo el maquillaje, sino los labios mismos. Es mejor leer los ingredientes y comprar fórmulas que contengan también activos hidratantes – vitamina E, manteca de karité o ácido hialurónico – para que no se cuarteen. Porque un mate barato se cuartea, seca los labios y no favorece.

4. Equilibrio perfecto

Nada de exceso con exceso. Si optás por un rojo o un berry mate, los ojos deben tener poco maquillaje. Una sombra muy clara y luminosa en los párpados para unificar, apenas un poco de liner y mucha, mucha, mucha máscara de pestañas. En cambio, un labial nude mate es el complemento perfecto a un smoky eye.

5. Hidratar

Por muy bello que sea el labial mate, siempre tiende a resecarnos los labios, por lo que los molestos y dolorosos pellejitos empiezan a levantarse. Así  que lo mejor será usar  bálsamo para hidratarlos.