• Chicago, Estados Unidos |
  • |
  • |
  • EFE

La influencia del cine en la moda de Estados Unidos en los años difíciles de la Gran Depresión y la II Guerra Mundial está en exhibición a partir de este lunes en el Museo Histórico de Chicago con el despliegue de vestidos creados por unos diseñadores que convirtieron a Hollywood en el nuevo París.

"Silver Screen to Mainstream" presenta la moda que pasó de la pantalla de cine al uso de todos los días en las décadas de 1930 y 1940, tiempo en que hasta los ricos acostumbrados a viajar a París en busca de la última moda en prendas tuvieron que ajustarse y comprar localmente.

"El concepto central es cómo Hollywood, con sus diseños pensados originalmente para las películas o estrellas de cine, pasa a influir la moda en todos los niveles, desde las creaciones muy caras a las usadas por las amas de casa", explica a Efe la curadora de la muestra, Virginia Heaven.

 Unas personas observan algunos de los vestidos de la moda que pasó de la pantalla de cine al uso de todos los días en las décadas de 1930 y 1940, el pasado 1 de abril durante su visita a la exposición. Foto: EFE/END

La mayoría de los vestidos en exhibición fue realizada por diseñadores estadounidenses, entre los que se incluyen a Paul Dupont, Martha Weathered y Howard Greer, todos de Chicago, ciudad que fue además la sede de las principales tiendas que vendían por catálogo, como Sears y Montgomery Ward.

"La mayoría de la gente piensa que en los años 30 todo era seda, pero las personas comunes que tenían poco para gastar, se esforzaban por mantener las apariencias y se hacían sus prendas con modelos de corte y confección que sacaban de los catálogos", dice.

Heaven, que es profesora de diseño del Columbia College de Chicago, señaló que, en París, la cuna de la alta costura, se creaban en aquellos años los vestidos más reconocidos en el mundo.

Fotografía del 1 de abril de unos vestidos de la moda que pasó de la pantalla de cine al uso de todos los días en las décadas de 1930 y 1940, exhibidos en la exposición "Silver Screen to Mainstream" en el Museo Histórico de Chicago, Illinois.  Foto: EFE/ENDEsas prendas eran exportadas a los Estados Unidos para su venta en boutiques exclusivas de las grandes tiendas por departamento.

Pero cuando los nazis marcharon sobre la capital francesa en 1940, la industria de la alta costura cerró y muchos diseñadores emigraron, entre ellos algunos estadounidenses que habían ganado experiencia en los talleres europeos y regresaron a su país para aplicarla en Hollywood.

Vestida como una estrella

La industria del cine tenía en aquella época un mercado semanal de más de 80 millones de espectadores en EE.UU., un Hollywood que hacía soñar a las mujeres con lo que vestían las estrellas o algo parecido que pudiera darles "un toque de glamour".

"La exhibición muestra que no solo fue la clase alta la que se preocupaba por su apariencia. Todas las clases sociales podían simular como vestían las estrellas de Hollywood", señala Heaven.

Entre los 30 vestidos escogidos para la muestra, que se extenderá hasta el 21 de enero de 2020, se encuentra uno creado por la española Ana de Pombo (1900-1985), famosa como diseñadora escritora, bailarina y secretaria personal de Coco Chanel.

Con su prestigio en la alta costura se introdujo en el cine, donde diseñó los vestuarios de diversas películas y confeccionó vestidos para la mexicana Dolores del Río (1904-1983), la primera estrella femenina latinoamericana que triunfó en Hollywood.

También se destaca una de las creaciones del mexicano Omar Kiam (1894-1954), nacido en Monterrey de padres texanos, quien hizo diseños para más de 30 películas, entre ellas la primera versión de "A Star is Born", de 1937.

Su vestido en los colores azul y gris, con un cinturón rojo bordado, ocupa un lugar destacado en la muestra y a su lado aparece un vestido de noche de satén en color oscuro de la francesa Madeleine Vionnet, reconocida mundialmente como la inventora del corte al bies y el trabajo con drapeados.