•  |
  •  |

“Sobre un tejado en medio de una guerra una novela de Julio Cortázar te salva la vida”, es el comienzo de la última publicación en el blog “1001 trópicos”. Su autora, Mildred Largaespada, subió el poema “Cortázar para una guerra” por los 100 años del nacimiento del escritor argentino.

La nicaragüense describe su propio blog como un “espacio para comunicar mis ideas con las herramientas del periodismo. Presento muchos temas, me siento más inclinada sobre el arte y la política, o por cómo la expresión artística es un acto político, en el sentido de la política como la acción ciudadana. Soy feminista y mi enfoque sobre la realidad es feminista”.

“1001 trópicos” tiene muchas entradas sobre Nicaragua y Centroamérica. El post más leído es sobre los bikinis, su uso y no uso en playas como Pochomil. Otras publicaciones con muchos clics hablan del ballet y del canal de Nicaragua. Los temas son variados.

¿Qué te llevó a comenzar un blog?

Me topé un día con el concepto de Manuel Castells sobre la “autocomunicación” que viene a describir la realidad actual que está transformando la internet. Esto significa que todo el que quiera puede comunicar sus propias ideas sin necesidad de usar los antiguos canales de comunicación que eran los medios tradicionales, televisiones, periódicos, radios, cine, etcétera. Podemos crear nuestros propios medios y cada día se crean muchos. Una cuenta en Twitter es un medio, un perfil en Facebook es otro, un ‘website’, otro. Y los blogs. Así que se juntaron mis ganas de contar historias con las herramientas gratuitas y disponibles, como el formato blog, y me dije: “Seguramente hay 100 personas en el mundo que compartamos estas ideas”. Así me lancé.

No hay ‘posts’ que podrían ser considerados sensacionalistas. ¿Cómo explicas el éxito de este espacio?

El blog “1001 trópicos” es la comunidad que se ha creado a su alrededor y la bloguera. La idea que subyace en los nuevos medios de comunicación es que nada se sostiene sin la participación de una comunidad. Hay que crear esa comunidad, ese grupo de personas que gustan de leer el tema que has propuesto, que comparten el enfoque, que quieren compartirlo e interactuar, comentando o debatiendo. Como bloguera pienso en esa comunidad, le ofrezco un espacio con un diseño bonito, escribo el texto en bonito también, porque la gente quiere ver y leer algo con estilo bonito. A todas y todos nos gusta decir “soy parte de este grupo de gente que lee este tipo de temas”. El blog 1001 trópicos está teniendo éxito porque su comunidad lo ha llevado a ese sitio, reconociéndolo

¿Creés que los blogs están muriendo, como afirman algunos?

De ninguna manera, muy al contrario, son los espacios más vivos de toda la internet. Y las redes sociales más potentes. Digamos, Facebook y Twitter han lanzado sus rediseños con formatos muy, muy parecidos a los blogs. ¿A qué lleva creer que los blogs están muriendo? A no abrir tu espacio para expresarte y a no buscar nuevos enfoques sobre lo que sucede, a consumir solo lo de siempre. Lleva a inmovilizarte. ¿Quién podría estar interesado en ese panorama terrible? Quienes argumentan eso lo que quieren es que la gente no participe en esta nueva era, solo que reciba y trague lo que los medios tradicionales producen.

¿Cuál creés que sea su aporte a la sociedad?

Aporta nuevos espacios independientes, nuevos enfoques, fuera del sistema cultural y de comunicaciones imperante. Soy seguidora de muchos blogs en Nicaragua y en otros países. Participo en diferentes comunidades lectoras. Apoyo la creación de blogs y cuando son blogueras las apoyo muchísimo más. Uno de los aportes importantes es que los blogs son herramientas de liberación para las mujeres, pues siempre han tenido muy difícil el acceso al sistema de comunicación. Y con los blogs ya no tienen que pedirle permiso a nadie. También está el valioso aporte cuando son blogs educativos, o producidos por estudiantes como herramienta de enseñanza-aprendizaje. Si hacés un repaso por los blogs de Nicaragua, verás la gran cantidad de voces novedosas que existen y que no tienen su expresión en los medios tradicionales. Esta nueva gente vive en la internet.

¿No has pensado en lucrar con el blog y ponerle publicidad?

Desde el principio me propuse no tener publicidad comercial, para que la lectura fuera diáfana. La comunidad lectora del blog parece que se siente cómoda, también. Voy a seguir así.