•  |
  •  |

La Antártida es el único continente del mundo que no está conectado por un grupo de cable de fibra óptica. Estos conectan los pedazos de tierra del mundo para que podamos enviar y recibir información a través de Internet.

La firma investigadora Teleography desarrolló un mapa interactivo que muestra los diferentes cables submarinos y qué lugares están unidos por estas líneas.

Anahí Rebatta, analista de investigación de Teleography, explica cómo funcionan y qué hacen los países para evitar quedar desconectados ante el daño de un cable por barcos pesqueros o terremotos.

¿Cómo funciona el sistema de cables submarinos?

Los cables submarinos usan tecnología de fibra óptica para transmitir señales de comunicación. Estas señales se envían como pulsos de luz.  En la estación del cable en tierra, las señales de luz son enviadas por lásers, y estas viajan a través del cable. Una vez que llegan al otro extremo del cable, los receptores en tierra interpretan la información enviada. Normalmente, los cables son instalados directamente en el lecho marino en aguas profundas, y son enterrados bajo la playa cuando se aproximan a tierra. 

Y los cables terrestres, ¿son una peor opción a los submarinos?

Creo que comparar las redes terrestres con los cables submarinos y decir que una es mejor opción que la otra no sería válido, ya que ambos sistemas se complementan. Mientras que los cables submarinos suministran conectividad entre la mayoría de las regiones en el mundo, es a través de las redes terrestres que esa capacidad se despliega hacia el interior de las regiones, conectando así ciudades remotas, y, finalmente, sirviendo a los usuarios. Recientemente, dos proyectos que conectan Centroamérica han entrado en operación, la red regional REDCA y la Red Centroamericana de Telefónica. 

¿La mayoría de los países están conectados a más de un cable? ¿Por qué?

Tener acceso a más de un cable da confianza a los operadores de no quedar completamente aislados o desconectados en caso de que algo suceda. Pero no solo es importante la cantidad de cables que se conectan a un país, sino la diversidad de las rutas que estos cables poseen. En 2006, el terremoto que sacudió la costa de Taiwán dañó varios de los cables entre Taiwán y Filipinas, afectando la conectividad en Asia por varias semanas.

Mientras más diversas sean las rutas de los cables conectados a un determinado país, la probabilidad de que el tráfico se vea interrumpido por el fallo de uno de estos cables es menor.

Nicaragua está conectada solo al cable ARCOS. ¿Es necesario buscar más enlaces?

Como lo mencioné hace un momento, tener más de una conexión proporciona seguridad. Por ejemplo, en caso de que el servicio en el cable se vea interrumpido por alguna u otra razón, la conectividad en el país se podría ver afectada. Eso no quiere decir que el país estaría desconectado por completo, ya que Nicaragua también cuenta con enlaces terrestres. 

¿Hay lugares donde los cables son más susceptibles a sufrir daños provocados por causas externas como tiburones o barcos de pesca? ¿Cuáles son esos lugares?

Todos los cables están sujetos a sufrir algún tipo de daño, sin importar dónde estén situados. Sin embargo, los cables ubicados en aguas poco profundas o con tasas altas de pesca industrial son más propensos a sufrir daños. Contrario a lo que se piensa, los tiburones no representan riesgo mayor para los cables submarinos. Los daños provocados en los cables se deben en su mayoría a actividades humanas como el transporte marítimo y la pesca industrial, y causas naturales como terremotos y condiciones climatológicas severas. 

¿Qué lugares fueron los últimos en conectarse a través de cables submarinos en el mundo?

Sabemos que el año pasado siete cables internacionales entraron en servicio, la mayoría de ellos localizados en Asia, y el resto en el Caribe, el Medio Oriente, Mediterráneo y Oceanía. Mientras tanto, en lo que va de este año,  cuatro cables han comenzado a ofrecer servicio. Entre ellos, un cable que conecta las remotas islas Fiji y Vanuatu, en Oceanía.

¿Cuáles son los siguientes lugares que se unirán a esta red submarina?

A corto plazo, hay dos cables en América Latina que están próximos a entrar en servicio. El cable de América Móvil, que va desde Estados Unidos hasta Brasil, y el cable PCCS, que conecta Estados Unidos con Ecuador. En Asia, hay un cable que conectará varios países desde Japón hasta Singapur, y se espera que esté en servicio el próximo año. Además, hay proyectos que han sido propuestos públicamente, y varios de ellos ya están en marcha. Entre ellos el cable que conectará Europa con el Sureste de Asia.

 

Investigadora

Anahí Rebatta

PROFESIÓN: Analista de investigación

 

En las oficinas de Teleography ubicadas en Washington D.C., Anahí Rebatta trabaja como analista de investigación. Se especializa en análisis de back bones de internet internacional, infraestructura de redes internacionales y tráfico de voz internacional, con enfoque en el mercado de América Latina. Además, cuenta con una Maestría en Estadística de American University, y con una Licenciatura de Cal Pol y Pomona.