•  |
  •  |

Existen diversas plataformas en la web que te ayudan a guardar y respaldar archivos e información, como Dropbox, Google Drive, One Drive o Mega, pero siempre estás sujeto a una necesidad de mayor ancho de banda o al hipotético caso de que ‘hackers’ violen las condiciones de uso que aprobaste al crear tu cuenta y accedan a tus cosas.

Por ello, para que dependás de vos mismo (o más bien de una red propia), están los Share Center de la compañía taiwanesa D-Link, que te permiten crear tu “nube” de almacenamiento casera y aumentar la protección de tus datos.

Sencillo y eficaz

Los dispositivos de almacenamiento de D-Link permiten conectar discos duros a internet mediante un sistema que permite respaldar o guardar la información existente, que queda segura dentro del hogar o empresa donde esté colocado el dispositivo, y a la cual se puede acceder desde cualquier rincón del planeta.

Los Share Center son fáciles de instalar y de usar. Únicamente debés conectarlos a los discos duros y configurarlos con una ‘app’ (que se puede descargar vía ‘smartphone’ o ‘tablet’ y te permite acceder a los archivos desde dichos equipos), y tendrás tus fotos, textos, videos y música debidamente protegidos y de cómodo acceso.

“El uso de dispositivos de almacenamiento D-Link permite que los usuarios tengan un mejor manejo de sus datos y documentos ya que siempre sabrán dónde se encuentran estos físicamente, es decir, en sus hogares y no en la nube pública, en la que es más fácil que la información se filtre”, señala Danilo Esquivel, gerente regional de D-Link para Centroamérica.

Existen dos modelos asequibles para hogares y empresas, el DNS-320L y el DNS-3227L.