•  |
  •  |

Cuando muchos daban por muerto al PC aparecieron los datos de las ventas de 2014 y hubo sorpresa: las ventas de tabletas se habían enfriado y las de los ordenadores crecieron. Algo que explica que en el CES, la mayor feria tecnológica del mundo, varios fabricantes hayan presentado algunos PC que, sin ser rompedores, dibujan ideas interesantes. Una de ellas es la imparable miniaturización de estos dispositivos.

Entre los modelos que más han destacado en la feria están dos ordenadores que Lenovo ha presentado junto al fabricante japonés NEC: los LaVie Z HZ550 y HZ750. Del primero sus creadores dicen que es el ordenador con pantalla de 13 pulgadas más ligero del mundo, pues pesa 780 gramos y tiene un grosor de 16.9mm. Por su parte el HZ750 es un PC de 900 gramos con una pantalla táctil capaz de girar 360 grados.

Entre sus puntos fuertes están sus pantallas, con una resolución de 2,560x1,440 píxeles, y que en su interior alberga la última versión de los procesadores Intel Core i5 y Core i7, también presentados en el CES.

En Estados Unidos estos equipos saldrán a la venta próximamente, aunque no a precios precisamente populares, pues su configuración más básica costará 1,299 dólares.

EL MINI DESKTOP

Otra tendencia que se ha dejado ver en el CES, es que el computador de sobremesa parece también estar de vuelta. Aunque, al igual que los portátiles, su tamaño está menguando. Sobre todo en las máquinas pensadas para conectarlas a un televisor, como el HP Stream Mini Desktop.

Es un aparato que cabe en la palma de la mano, se venderá por 180 dólares y funciona con Windows 8.1, algo que lo hace más versátil a la hora de reproducir contenidos multimedia que los ordenadores con el sistema de Google. Aunque, al igual que estos, sus características técnicas son más bien modestas, pero suficientes para navegar por internet, jugar a videojuegos sencillos, escuchar música o ver video. Para hacer todo eso cuentan con 2 Gb de memoria ram, 32 Gb de memoria de almacenamiento y un procesador Intel Celeron.

LIVA X

Intel también ha actualizado su gama de ordenadores en miniatura. Incluso se han dejado ver ordenadores reducidos a su mínima expresión.

Entre estos está Liva X, un ordenador del tamaño de una lata de refresco que puede colocarse detrás del televisor y permite ejecutar cualquier versión de Windows o una distribución Linux de Ubuntu. Aún no se conoce su precio oficial, pero no sería descabellado pensar que puede estar por debajo de los 200 euros.

GULEEK i8

Para los que busquen algo más pequeño aún, la tienda Deal Extreme ofrece desde hace pocos días por 87 euros, un ordenador del tamaño de un disco duro que cabe en el bolsillo y funciona con Windows 8.1. Se trata del GULEEK i8. Incorpora un procesador Intel Atom Z3735F 1.8GHz, 2GB de ram, 16 GB de memoria interna ampliables mediante tarjetas MicroSD, 2 puertos USB, conexión micro HDMI, un puerto micro USB para recargar su batería y una salida de auriculares.

Aunque parezca sorprendente que un dispositivo así exista, no hay que olvidar que los primeros ordenadores que se popularizaron eran microordenadores que, como sucedía con el mítico ZX Spectrum, pesaban poco más 500 gramos. Así que paradójicamente la evolución de la informática personal tiene mucho que ver con volver a los orígenes.